Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asociación Salvadoreña de Tai Chi realizó graduación

b Los nuevos instructores se especializaron en las ramas del Tai Chi y Kung Fu

Lee Shing Han y el embajador de China Taiwán, Andrea Lee acompañó a los nuevos instructores. Fotos EDH / douglas urquilla

Lee Shing Han y el embajador de China Taiwán, Andrea Lee acompañó a los nuevos instructores. Fotos EDH / douglas urquilla

Lee Shing Han y el embajador de China Taiwán, Andrea Lee acompañó a los nuevos instructores. Fotos EDH / douglas urquilla

Con la danza del león chino como antesala, la Asociación Salvadoreña de Tai Chi, celebró ayer la graduación de nueve profesores en esta disciplina de origen ancestral.

El acto de clausura fue dirigido por el maestro Lee Ching Han, fundador de la asociación.

Con esta acreditación formal, los profesionales podrán ejercer la instructoría en cada una de las artes marciales.

Asimismo, se hizo un reconocimiento a más de 40 personas que han participado en los diferentes cursos.

Según Lorena Lemus, asistente del maestro Ching Han, cada uno de los estudiantes se mantuvo permanente en esta disciplina por más de cinco años.

"Las artes marciales precisan de mucha práctica y para formarse hoy reciben su título. Cuatro son de Tai Chi y Cinco de Kung Fu", sostuvo Lemus.

En la ceremonia se contó con la participación del señor embajador de China Taiwán, Andrea Lee, quien hizo entrega de un donativo al Centro Chino.

Los fondos recibidos, serán para la escuela de mandarín de nuestro país.

"Desde hace 13 años, el gobierno de China Taiwán apoya el quehacer cultural del Centro Chino para que los niños se eduquen en su idioma, cultura y costumbres", preciso el diplomático.

Roque Mocan, gerente del Centro Chino, agradeció la contribución de la embajada.

Una vez finalizado la graduación, el reconocido maestro Lee Ching Han, sorprendió a los asistentes con el sonar del tambor y ejecutar la danza del león chino, la cual se hizo acompañar por esta figura mitológica ancestral.

Doña Yolanda de Manzano, graduada de Tai Chi, externó su complacencia a la asociación por que se trata de una disciplina que los mantiene saludables.

"El Tai Chi cambia la vida, el carácter y aunque somos adultos mayores, nos rejuvenecemos por dentro", sostuvo.

Equilibrio integral

El Tai Chi es un ejercicio de bajo impacto que nació en China hace miles de años y es considerado un arte marcial.

Además se valora como un ejercicio con beneficios tanto para la mente y el cuerpo.

Se conoce como "meditación en movimiento" y es ideal para reducir el estrés y por supuesto, otros problemas de salud que vienen con este, como la presión arterial alta y otras condiciones del corazón.

Sus mayores beneficios para la salud de quienes lo practican se enfocan en la concentración, relajación y brindar mayor firmeza y fuerza en las extremidades.

También es ideal para combatir los problemas de tipo muscular, entre otras afecciones que alteran la salud de las personas.

El maestro Lee, fundador de la asociación en el país lleva años enseñando esta práctica, afirma que la clave del arte marcial del Tai Chi es seguir el ritmo del cuerpo, nunca forzarlo.

Sus alumnos y ahora instructores también lo afirman, ya que el Tai Chi le ha cambiado el enfoque de sus vidas, volviéndolos más equilibrados y disciplinados, pero sobre todo llenos de energía positiva.

Ching Han llegó a El Salvador en 1998 y fungió como entrenamiento de la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP).

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación