Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asistencia masiva en el inicio de operaciones de Megaplaza

b Ayer fue el primer día de atención al público. El lugar lució abarrotado de compradores

Los comerciantes esperan que sus ingresos se nivelen en un par de semanas. Fotos EDH / iris lima

Los comerciantes esperan que sus ingresos se nivelen en un par de semanas. Fotos EDH / iris lima

Los comerciantes esperan que sus ingresos se nivelen en un par de semanas. Fotos EDH / iris lima

SONSONATE. Douglas Campos llegó ayer a la Megaplaza, en Sonsonate, con el objetivo de llevar a su hogar la despensa de la semana. Le acompañaban sus dos pequeñas hijas que menores de cinco años.

Para él, el mercado que fue abierto al público ayer es positivo, pues asegura que "se ve más seguridad, ya no hay peligro de que los buses lo atropellen a uno".

Como cientos de sonsonatecos, se habían acostumbrado a realizar las compras de verduras y frutas en la calle, exponiéndose a los riesgos.

Sin embargo, considera que llevará un poco de tiempo acostumbrarse a realizar las compras en las nuevas instalaciones, pero confiesa que "hasta es más divertido". Además, afirma que hay variedad de oferta, orden y los precios siempre se mantienen.

Por su parte, los vendedores tienen puestas sus esperanzas en que las ventas mejorarán en los próximos días, ya que ayer la venta estuvo bastante "calmada", aseguraron.

"Esperamos que la gente venga a comprar, que el producto se venda para poder pagar la cuota que hay que pagarle a la alcaldía. Lo que nos hará estar aquí es que hayan clientes y que nos compren", manifestó David Valdez, vendedor de granos básicos.

El comerciante también pidió al alcalde Roberto Aquino más control en los alrededores de la Megaplaza, pues ayer hubo algunos vendedores ambulantes que se habían instalado afuera del mercado, en la 3a. Avenida Sur.

Sin embargo, luego de dialogar fueron persuadidos por miembros del Cuerpo de Agentes Municipales (CAM) para dejar libre la vía.

Otras arterias, como la avenida Claudia Lars, también padecieron el mismo problema cuando vendedores ambulantes intentaron comercializar sus productos en las calles recuperadas.

"¿Y que aquí había calle?", preguntaba un hombre a una mujer mientras observaba transitar los automóviles en la avenida Claudia Lars.

El edil explicó que debido a la expectativa que ha generado la Megaplaza, vendedores de otras ciudades han llegado buscando un espacio en el centro de abastos.

"Nosotros ayudaremos a quienes tenemos en los registros que hacían su actividad comercial en las calles de Sonsonate. El resto, lo sentimos mucho, pero no tenemos la capacidad física para resolverles", aseguró.

Uno de estos vendedores, que pidió no ser identificado, aseguró que lo único que quieren es que la alcaldía les brinde un espacio adentro de la Megaplaza.

"No estamos en contra del reordenamiento de la ciudad. Al contrario, lo único que queremos es un espacio donde podamos ganarnos la vida honradamente", manifestó el hombre.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación