Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ascienden a militares de la zona occidental

Fueron 12 los efectivos ascendidos desde el 1 de enero

En la actividad participaron autoridades civiles y militares. Foto EDH / Milton Jaco

En la actividad participaron autoridades civiles y militares. Foto EDH / Milton Jaco

En la actividad participaron autoridades civiles y militares. Foto EDH / Milton Jaco

SANTA ANA. Ayer por la mañana se llevó a cabo la ceremonia de imposición de grado para los oficiales, sub alternos y sub oficiales de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) pertenecientes a la zona occidental.

En la actividad que se desarrolló en las instalaciones de la Segunda Brigada de Infantería Tomás Regalado, ubicadas al final de la prolongación de la Calle José Mariano Méndez y 3a. Avenida Sur de Santa Ana, ascendieron a 12 elementos de la FAES.

La actividad, que contó con la presencia de las máximas autoridades militares de la zona occidental, también fue acompañada por representantes de Gobernación.

Mario Jovel, gobernador del departamento de Santa Ana, manifestó sentirse orgulloso por los elementos de la FAES condecorados.

"Hay que saber reconocer el trabajo que estos hombres han realizado. Hoy es un día de fiesta para ellos", dijo Jovel.

Los elementos de la FAES ascendidos ayer por la mañana, ostentan desde el pasado 1 de enero varios nuevos cargos, tales como capitanes, tenientes, sargentos y mayores.

Uno de los ascendidos, José Alfredo Cruz Galdámez, dijo sentirse satisfecho por este nuevo logro en su vida.

Al mismo tiempo señaló que su ascenso a mayor representa un nuevo reto para su carrera militar.

"Siempre es bonito alcanzar las metas. Hoy creo que mis compañeros y yo hemos triunfado," consideró, al indicar que esto le compromete más con las institución.

El compromiso

Luego de imponer un broche y hacer la juramentación de los doce ascendidos, el comandante de la Segunda Brigada de Infantería Tomás Regalado y Segunda Zona Militar, coronel Carlos Monterrosa, brindó unas palabras a los presentes, a quienes instó a seguir trabajando por el país.

"No es fácil conseguir un ascenso en la vida militar. Estas personas han sacrificado muchas cosas para recibir este reconocimiento", manifestó Monterrosa.

El comandante también enfatizó en el alto nivel de compromiso que ahora estas personas tienen con la población y el país.

Por su parte, familiares de los ascendidos manifestaron sentirse contentos por el logro que sus seres queridos obtuvieron, pero sobre todo, destacaron el sacrificio que ello implicó a nivel personal y familiar.

Ana Ramos, quien es la madre de uno de los militares, manifestó que "es una inmensa alegría que mi hijo haya podido alcanzar esta meta y que nosotros como familia podamos estar aquí acompañándolo para celebrar junto a él".

Algunos de los militares que ostentan nuevo grado manifestaron su deseo de seguir preparándose para en un futuro no muy lejano poder ser ascendidos nuevamente y con ello prepararse para brindar lo mejor de sí a la institución castrense.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación