Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asaltan 22 mujeres mientras recibían cursos vocacionales

El asalto se registró en una vivienda particular de la colonia Belén que fue facilitada por una familia para los talleres.

El asalto se registró en una vivienda particular de la colonia Belén que fue facilitada por una familia para los talleres.

El asalto se registró en una vivienda particular de la colonia Belén que fue facilitada por una familia para los talleres.

LA UNIÓN. La inseguridad y delincuencia que viven y de la que hablan los ciudadanos del departamento unionense, se materializaron en un hecho delictivo ocurrido el viernes 13 de diciembre.

Ese día, 22 mujeres fueron asaltadas al interior de un local en el que eran impartidos talleres vocacionales, centro que tras el atraco, fue cerrado.

Según las víctimas, tres sujetos armados ingresaron a la sede, que fue facilitada por particulares para el desarrollo de los talleres, y asaltaron a las 22 mujeres que recibían el curso y a los propietarios de la vivienda.

Los sujetos, portando armas y con los rostros cubiertos, despojaron a las féminas de sus prendas personales, teléfonos celulares y dinero, además de robar más de mil dólares a los dueños de la casa en la que se imparten los cursos.

El atraco se registró en la colonia Belén, de Conchagua, en horas del mediodía del viernes, cuando las mujeres recibían un curso para hacer helados artesanales.

Era impartido por una capacitadora de Ciudad Mujer, según dijeron las víctimas.

El robo provocó que el curso fuera suspendido y no será concluido porque tanto las beneficiadas como la instructora, tienen temor y no confían en las autoridades.

Eso lo aseguró la instructora del curso, quien solicitó el anonimato por seguridad y reiteró que nadie quiere seguir exponiéndose a ser nuevamente víctima de la delincuencia.

"Habíamos empezado con el curso el tres de éste diciembre y ya estábamos por terminarlo. Se suspendió porque nadie quería seguir ahí pensando que en cualquier momento podía regresar y hacer lo mismo", sostuvo.

La instructora dice que de parte del proyecto Ciudad Mujer, querían que los cursos se finalizarán.

"Obviamente nosotros no confiamos, las mujeres, todas, no confiamos ni en la autoridad. Los policías le comentaron a algunas de las participantes que continuáramos con el curso y que ellos nos daban la seguridad, pero la verdad es que nadie se siente seguro", agregó Saravia.

Se buscó la versión de la Secretaria de Inclusión a través de la unidad de comunicaciones. Indicaron que no se pronunciarían en torno al caso del asalto a las mujeres del curso en el municipio de Conchagua, que era impartido por una instructora de Ciudad Mujer.

Enfatizaron que el curso no ha sido suspendido, pero no precisaron en qué sitio.

Tras el atraco, las víctimas sostuvieron que la ciudad no puede tener un verdadero desarrollo sin seguridad.

Esas afirmaciones coinciden con la preocupación de otros ciudadanos y comerciantes de la cabecera, quienes criticaron que el gobierno hable de desarrollar la zona costera de La Unión, pero sin tomar en cuenta la seguridad de las personas.

Piden a las autoridades de Seguridad que le den refuerzo a la Policía a fin de que su tarea sea efectiva.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación