Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Armas ilegales sin control y en las manos de pandilleros en Usulután

En enero, autoridades policiales decomisaron 38 armas, 26 de ellas en manos de pandilleros

Los supuestos pandilleros que murieron en San Agustín tenían entre las armas con las que atacaron a la policía un fusil M-16, una escopeta 12 y una pistola. foto edh / archivo.

Los supuestos pandilleros que murieron en San Agustín tenían entre las armas con las que atacaron a la policía un fusil M-16, una escopeta 12 y una pistola....

Los supuestos pandilleros que murieron en San Agustín tenían entre las armas con las que atacaron a la policía un fusil M-16, una escopeta 12 y una pistola. foto edh / archivo.

USULUTÁN. En los primeros 31 días del año las autoridades policiales incautaron, al menos, 38 armas de fuego ilegales en todo el departamento, la mayoría en manos de supuestos delincuentes.

Muchas de estas armas son de uso privativo de la Fuerza Armada y, como ejemplo, las autoridades citan fusiles M-16.

Entre el uno de enero y los primeros días del presente mes, la Policía se incautó de cuatro de esos fusiles, todos en manos de pandilleros.

Carlos Vigil, oficial de Policía en Usulután, detalló que en lo que va del año han incautado 38 armas, 26 de ellas a pandilleros o delincuentes.

Muchas de las armas decomisadas, según explicó, fueron decomisadas después del cometimiento de crímenes o enfrentamientos con las autoridades.

Muestra de ello es que el 25 de enero supuestos pandilleros se enfrentaron con la Policía en San Agustín, y en el enfrentamiento murieron tres delincuentes.

En el lugar la Policía decomisó las armas con las que dispararon a los policías, las cuales eran un fusil M-16, una escopeta calibre 12 milímetros y una pistola 9 milímetros.

Tres días después, las autoridades usulutecas allanaron una casa destróyer donde capturaron a dos sujetos, supuestos miembros de pandilla, que tenían en su poder una escopeta 12 milímetros y un fusil M16.

Mientras que el 29 de enero, las autoridades de la Policía junto a elementos de la Fuerza Armada decomisaron en una casa destróyer, ubicada en la colonia San Carlos del municipio de Santa María, una carabina.

Ese mismo día, pero en Concepción Batres, la Policía confiscó una escopeta y una pistola, siempre en manos de pandilleros.

Las autoridades indicaron que les preocupa el tráfico de armas que existe, ya que en un mes los decomisos de armas de grueso calibre en la zona fueron muchos; pero aseguran que lo más preocupante es que fueron detectadas en manos de delincuentes, que incluso las usaron para atentar contra policías.

"Las armas pudieron llegar a las manos de los delincuentes robadas, hurtadas o gente inescrupulosa que colabora con la facilitación de armas y municiones a estos grupos", sostuvo Vigil.

Esa apreciación la hace en referencia al caso de las armas que son del uso privativo de la Fuerza Armada.

Mencionó que tienen un buen registro de armas que fueron hurtadas o robadas de sus viviendas, aunque no dio detalles sobre ello.

Indicó que todas las armas que llegan como decomisos a la Policía son analizadas y les permite verificar en que casos de homicidios fueron usadas; pero además, la conexión existente con otras esferas criminales que podría llevarles a encontrar el origen de donde llegan las armas a manos de pandilleros.

Sin embargo, para Vigil es peligroso que armas de grueso calibre estén en manos de delincuentes porque no saben usarlas.

Muestra de ello, según la Policía, es que en los enfrentamientos que han registrado contra mareros, en la mayoría de casos han perecido los atacantes de los agentes.

"No es porque no tengan buen armamento, sino por que no saben usarlas", dijo.

En la Sexta Brigada de Infantería, de Usulután, indicaron que en apoyo a la Policía han intervenido en decomisos de armas y mencionaron que en el último año no han registrado la pérdida de algunas de ellas.

"Hay algunos fusiles que son similares a los M-16 y muchas veces se confunden", dijo la fuente.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación