Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Apoyan a Salud con donativo

Organización de salvadoreños dotó de equipo médico a la unidad de salud de Uluazapa

El donativo de sillas de ruedas y de muletas fue entregado a inicios de la presente semana en Uluazapa. foto edh / francisco torres

El donativo de sillas de ruedas y de muletas fue entregado a inicios de la presente semana en Uluazapa. foto edh / francisco torres

El donativo de sillas de ruedas y de muletas fue entregado a inicios de la presente semana en Uluazapa. foto edh / francisco torres

SAN MIGUEL. Santos Romero tiene una úlcera en el pie izquierdo desde hace casi un año y, por las dificultades que le causa al caminar, se vio obligado a pedir prestado un par de muletas a uno de sus vecinos del cantón Los Pilones del municipio de Uluazapa, en San Miguel.

Sin embargo, ya no será necesario seguir prestando esos recursos para caminar porque, una asociación de salvadoreños residentes en Estados Unidos, junto a la municipalidad de esa localidad, le donaron un par de muletas nuevas.

La asociación también apoyó a más salvadoreños con una valiosa donación.

Se trata de un amplio cargamento de sillas de ruedas, muletas y otros recursos para personas con discapacidades que fueron entregados por la organización Sociedades Transnacionales Salvadoreñas Americanas Unidos por un Mejor El Salvador, (COTSA-AMU).

Según Carlos Henríquez, representante de la entidad, se trata de una sociedad que aglutina a decenas de comités de residentes en Estados Unidos.

Ellos hacen esfuerzos para recaudar fondos y contribuir á subsanar las necesidades de sus comunidades de origen.

El donativo que entregaron en Uluazapa incluye, también, sillas ortopédicas, bacinillas, andaderas y muletas.

También entregaron varias camillas a la unidad de salud de la localidad. Se calcula que el monto del donativo es de unos 12 mil dólares.

"Nosotros hacemos actividades para recaudar fondos en Estados Unidos y también pedimos ayuda a dos donantes que son Wheelchair Society y DC Shores", dijo Henríquez.

"Es el primer donativo que hacemos en Uluazapa porque, antes, no teníamos apoyo local", añadió el representante de la organización.

El donativo fue gestionado por la doctora Marina Flores, quien además de conocer las necesidades de la comunidad, por haber estado al frente de la unidad de salud, es la alcaldesa del municipio.

La edil Flores ordenó hacer un censo donde identificaron que al menos 70 personas tienen discapacidad en un municipio que apenas posee tres cantones y un pequeño casco urbano.

"Entonces empezamos a buscar este apoyo y a coordinar con COTSA-AMU y, cuando nos aprobaron el donativo, empezamos a gestionar la logística del traslado", explicó la doctora Flores.

La alcaldesa dijo estar satisfecha porque con los artículos donados mejorarán la calidad de vida de las personas con discapacidad que, por lo general, son de escasos recursos y no dudan suplir otras necesidades de la comunidad, con el respaldo de esta entidad.

Según Henríquez, este es solo una de cinco donaciones que los comités de salvadoreños residentes en Estados Unidos y que se aglutinan con COTSA-AMU.

También llevaron una ayuda significativa al hospital nacional San Juan de Dios de San Miguel y contribuyeron con otras unidades de salud de San Miguel.

Para el médico Ricardo Santamaría, director del Sistema Básico de Salud Integral (Sibasi) de San Miguel, este tipo de ayuda es muy importante.

Ello porque se trata de artículos especializados que, por lo general, los enfermos no pueden cubrir debido a que son muy costosos.

"Aquí tienen sillas de ruedas tan sofisticadas que pueden costar mil 500 dólares o más y que, sin duda, van a mejorar las condiciones de vida de estas personas", expresó el médico Santamaría.

El galeno llegó para presenciar la ayuda que recibía una de las unidades de salud que están bajo su jurisdicción.

Durante el acto anunció que para mejorar la atención que dan en Uluazapa, pronto habrá dos médicos, a fin de ampliar la cobertura que brindan en ese municipio migueleño.

Actualmente solo hay un doctor asignado en la zona, quien a su vez ostenta el cargo de director de esa unidad de salud.

Debido a ello, cuando se le requieren médicos para reuniones en San Miguel, el doctor tiene que interrumpir la atención a los pacientes de Uluazapa.

Eso genera que muchos pacientes resulten afectados al no recibir atención médica.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación