Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"La apicultura ha sido una oportunidad para nosotros"

Según Daniel Moreno, les ha permitido progresar

Daniel (al centro) junto a otros jóvenes, se encarga de revisar las colmenas para extraer la miel, un trabajo arriesgado que requiere estar completamente equipado para realizar todo el proceso y evitar espantar a las abejas. foto EDH / Lissette Monte

Daniel (al centro) junto a otros jóvenes, se encarga de revisar las colmenas para extraer la miel, un trabajo arriesgado que requiere estar completamente equipado para realizar todo...

Daniel (al centro) junto a otros jóvenes, se encarga de revisar las colmenas para extraer la miel, un trabajo arriesgado que requiere estar completamente equipado para realizar todo el proceso y evitar espantar a las abejas. foto EDH / Lissette Monterrosa

Para Daniel Moreno, un joven apicultor de 19 años, del departamento de Cabañas, el trabajo que realizan las abejas es algo envidiable.

"Desde que ellas nacen siempre están trabajando en su celda, ya sea para limpiarla, para poner nuevos huevecillos o miel", explica.

A su corta edad, Daniel se ha convertido en un experto en el tema de la apicultura, tanto así, que fue nombrado como presidente de la Cooperativa Adejac de R.L., la cual está compuesta por 35 jóvenes con edades entre 16 y 26 años.

Según Moreno, al terminar la escuela, se inscribió a estudiar a la universidad, pero luego del primer año tuvo que abandonar sus estudios por falta de recursos económicos, pero a pesar de no estudiar, decidió no quedarse con los brazos cruzados.

Daniel recuerda que en 2011 fue de los últimos alumnos que entró a la Escuela Apícola, un proyecto que Plan Internacional ejecuta en la zona y en el cual reciben formación técnica de valores y habilidades para la vida así como un componente de gestión empresarial.

Junto a su primo decidieron entrar en esta aventura y continuar con los pasos de su papá.

"Yo soy hijo de un apicultor pero nunca me había decidido a emprenderme en el mismo negocio", comentó Moreno.

Luego de recibir durante ocho meses formación en la Escuela Apícola donde aprendieron sobre biología, procesamiento de miel y más, decidieron, junto a otros jóvenes, armar un plan de negocios.

Plan Internacional les apoyó en un principio con 10 colmenas y así comenzaron a emprender la producción de miel y hasta crear su marca "Nutrimiel", la cual, según Daniel, ha ido ganándose el reconocimiento de los salvadoreños por su calidad y su valor agregado, ya que además del delicioso sabor de la miel, ellos también tienen variedades con bálsamo, canela y jengibre, la cuales, además, ofrecen propiedades curativas.

En el caso de Moreno, su papá le ayudó a obtener cinco colmenas más y él otras.

Con esfuerzo propio pudo llegar a 20 en el primer año, a la fecha, ya cuenta con 45 colmenas.

"En el último año yo he sentido que le he dado un giro a mi vida porque tengo en mi mente que quiero producir y generar ingresos para mí y ayudar a mi familia y a mí mismo", dijo Daniel.

Añade que su meta para el próximo año es llegar a tener 100 colmenas.

Moreno explica que durante la cosecha, la cooperativa va dándole empleo a otros jóvenes para darles la oportunidad de obtener ingresos también .

Daniel, además de su trabajo como presidente de esta cooperativa Adejac de R.L., que ya se encuentra dentro de la Cadena de la Miel de El Salvador, también comparte sus conocimientos con otros jóvenes de la Escuela Apícola, a quienes enseña a diario como se realiza todo el proceso de producción de la miel.

Según el joven, este proyecto les ha traído muchos beneficios y ha representado una oportunidad, sobre todo, a aquellos que no estaban estudiando.

Para Daniel, esta es una muestra de que los jóvenes si pueden ser productivos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación