Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Apicultores prevén pérdidas por sequía

Tuvieron que invertir en la compra de azúcar para alimentar las colmenas y sacar producción

Con la tecnificación los apicultores pueden llegar a sacar 21 mil botellas de miel por cosecha.. foto edh / archivo

La producción de miel en la zona oriental del país se reducirá considerablemente por la falta de lluvias, estiman productores. | Foto por Archivo

La producción de miel en la zona oriental del país se reducirá considerablemente por la falta de lluvias, estiman productores.  

LA UNIÓN. Los productores de  miel de abeja y miembros de la Cooperativa de Apicultores de La Unión, consideran que este año  la producción dejará pérdidas a consecuencia de la sequía que afectó al país, pues ante la falta de lluvias y con el clima cálido que se ha experimentado en la región oriental, las flores de las que las abejas se alimentan, no abundaron.

Esto obligó a los productores  a comprar azúcar para dar alimento a las colmenas. Es más, la producción, que normalmente sacan en noviembre, se ha retrasado para diciembre.

Esas labores se extienden a enero y febrero, según los apicultores, quienes sostienen, sin brindar cifras, que la cantidad de miel que obtendrán será menor que en años anteriores, pese a que la inversión es hasta tres veces mayor por la compra de azúcar para alimentar las colmenas.

Explican han incrementado los gastos en la compra de quintales de azúcar para colocar en los cajones donde están las  colmenas y alimentar las abejas. 

Aseguran que donde hay vegetación y en el momento que la flor estar reventando, es el momento indicado para que se alimenten. 

Una historia
Carlos Guevara, un  pequeño apicultor,  inició la producción hace dos años.

Dice que en 2014, de 19 colmenas logró producir un barril y medio de miel, lo que le generó 115 galones con un valor de mil 200 dólares.

“Cuando el invierno es bueno, sólo compramos unos cuatro quintales de azúcar para alimentar las 200 colmenas, pero este año hemos comprado de 20 a 25 quintales de azúcar, eso significa que tendremos menos ganancia en la producción y la calidad”, dijo el joven apicultor.

Agregó que para alimentar las 200 colmenas tuvieron que invertir más de mil dólares en azúcar, que es casi la rentabilidad que le dio la producción de 2014. 

Cada quintal cuesta 43 dólares, pero la compra puede ir aumentando de acuerdo al avance de la sequía.

“Este año la sequía ha sido fatal, varios meses sin lluvia y hemos tenido que alimentar con bastante azúcar porque se mueren o se van y aún así no se mira que vamos a sacar la producción en noviembre, sino hasta en diciembre”, agregó Guevara.

Son 80 los miembros de la cooperativa de apicultores en el departamento de La Unión y toda la producción es comprada por otra cooperativa con sede en San Salvador. 

Margot Canales, revendedora de miel, asegura que la compra a productores de Conchagua y que “desde el año pasado es poca la miel que están sacando y la calidad ha cambiado, se nota en el color que no es mucha la pureza, pero se debe a la sequía, tienen que meterle bastante azúcar a las colmenas,” admite.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación