Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Antiguo Cuscatlán celebra el día de los Santos Niños Inocentes

En horas de la tarde, la solemne procesión recorrió las principales calles del municipio

Niños Inocentes recorren las calles de Antiguo Cuscatlán

La tradición religiosa se remonta a los pasajes bíblicos en los cuales el rey Herodes mandó a matar a todos los niños menores de 2 años, cuando los...

Desde hace veinticinco años,   Vilma Nosthas, conserva la tradición de visitar  la iglesia de los Santos Niños Inocentes de Antiguo Cuscatlán, para agradecer a Dios por todos los milagros y bendiciones que ha recibido en la vida.

Ya sea acompañada de su familia o amigos, siempre lleva en sus brazos a los niños “Francisquito”, “Guillermo” y “Oscarito”, en honor a su esposo, hijos y nietos.

“Me siento muy alegre y satisfecha de hacer esta peregrinación todos los años, ya que Dios ha sido muy bueno con  mi familia. Todos nosotros somos muy devotos a los Santos Niños Inocentes”, dijo Vilma, quien afirma que tiene en su casa otras 11 imágenes de niños en honor a sus nietos.

Fiesta religiosa
Centenares de fieles católicos se hicieron presentes ayer en la parroquia de los Santos Niños Inocentes de Antiguo Cuscatlán, para celebrar a los patronos del municipio. 

Una de las actividades principales fue la misa solemne que se desarrolló en el parque central del municipio, oficiada por Monseñor GregorioRosa Chávez, Obispo Auxiliar de SanSalvador.

Durante la misa, el obispo hizo un llamado a los jóvenes para que vivan en el sendero de la armonía y la paz, y sigan los pasos  de Dios.

“Le doy gracias a Jesucristo, por haberme dado la oportunidad de estar presente en la parroquia de los Santos Niños Inocentes, ya que le agradezco a Dios por un milagro recibido”, dijo Clara Luz Murillo, mientras cargaba la figura de un niño llamado “Mauricio.

Este año, según miembros de la pastoral juvenil, se registraron cerca de 300 imágenes de niños.

Sin embargo, el numero es mayor, ya que hay personas que llevan las imágenes a la hora de la bendición y luego participan en la procesión, sin anotarse, aseguraron los religiosos.

Masiva afluencia de fieles
Milagro Navas, alcaldesa del municipio, aseguró que este año se ha recibido la visita de más turistas, ya que se ha garantizado la seguridad de todos los visitantes, además los fieles católicos han participado masivamente en los actos religiosos preparados por la parroquia.

Una de las actividades que más afluencia tuvo por parte de los católicos, fue la procesión solemne, la  cual inició su recorrido a las cuatro de la tarde por las principales calles del municipio.

Decenas de familias caminaban con las imágenes de los niños, agradeciendo a Dios por todos los milagros recibidos durante todo el año. La marcha religiosa era encabezada por las imágenes de Santa Juana y El Niño Jesús Inocente, además de  autoridades eclesiásticas y municipales.

Las fiestas en honor a los Santos Niños Inocentes cerraron con una eucaristía de acción de gracias y con quema de pólvora en las calles principales del municipio.

El niño “balta” el mas antiguo de todos                                                                                                                                                 Aunque no existe una fecha exacta, muchos afirman que este niño tiene cerca de 85 años de antigüedad. Ubicado en uno de los salones anexos a la iglesia de los Santos Niños Inocentes,  está la imagen del niño “Balta”.

Esta es una de las figuras más representativas de las fiestas patronales del municipio, ya que se bautizo con ese nombre en honor a don Walter Thilo Deininger, quien era conocido cariñosamente como “don Balta”.

Según, algunos pobladores, la imagen fue traído desde Europa en agradecimiento por haber librado a don Walter del cautiverio que sufrió cuando fue llevado a Alemania por ser originario de esa nación.

Estos acontecimientos sucedieron en la década de los años 40, periodo en el que se  desató la Segunda Guerra Mundial.

Don Walter Thilo murió de un síncope cardíaco el viernes santo de 1968, sin embargo,  la tradición de  llevar al niño a la iglesia todos los 28 de diciembre aún se mantiene vigente.

Esta tradición, según miembros de la pastoral juvenil, se espera que se mantenga viva entre los jóvenes del municipio, para brindar un tributo a una de las personas que trabajó de forma incansable y continua por el desarrollo de la ciudad y apoyó todas las actividades que desarrollaba la iglesia católica de Antiguo Cuscatlán.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación