Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Anarquía vial de buses en centro de Santa Ana

Las autoridades reconocen el problema; pero no plantean soluciones a corto plazo.

Cruzar la 5a. Calle es un serio dolor de cabeza para automovilistas particulares.

Cruzar la 5a. Calle es un serio dolor de cabeza para automovilistas particulares.

Cruzar la 5a. Calle es un serio dolor de cabeza para automovilistas particulares.

SANTA ANA. En Santa Ana una de las arterias de mayor flujo vehicular es la 5a. Calle ya que por esta zona transitan diariamente cientos de automotores, entre unidades del transporte colectivo y vehículos particulares.

Muchos santanecos se han quejado del exceso de rutas de autobuses y microbuses que utilizan esta vía, pues aseguran que se genera desorden, ruido y una difícil circulación.

Sin embargo, resolver este problema es complicado, aseguraron las autoridades del Viceministerio de Transporte (VMT), pues es una tarea que tienen que realizar en conjunto con la municipalidad.

"Para evitar que se haga el desorden es necesario que la alcaldía despeje la zona de ventas", dijo el jefe regional del VMT, Gilberto Delgado.

Algunos santanecos consideran que no es necesario que se retiren todas las rutas, sino que se reduzca el número de ellas y con eso se estaría mermando el problema.

"Antes por aquí solo las rutas 51 pasaban, no había tanto desorden como ahora. Algunos buses vienen tan despacio que uno se tarda hasta 15 minutos en recorrer cuatro cuadras", expresó Karla Linares, conductora.

A esto se suma que muchas unidades del transporte público realizan parada de buses en zonas no autorizadas, lo cual también causa que la circulación en esta arteria se vea disminuida.

Otro punto complicado es la calle a la Aldea San Antonio, donde ingresa y sale buena parte del transporte interdepartamental.

Transitar por esa vía en horas pico es complicado pese a que en la zona hay semáforos.

"Los buses son los que causan el desorden porque se parquean a esperar pasajeros", lamentó el conductor Orlando Ramírez.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación