Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Amplían el vivero de cascos de burro en la playa El Tamarindo

Fundatamarindo decidió hacer dos corrales para mejorar la producción y apoyar a familias que viven de su recolección.

El vivero se ubica en playa El Tamarindo y es uno de los proyectos que apoya Fundatamrindo. Foto EDH / insy mendoza

El vivero se ubica en playa El Tamarindo y es uno de los proyectos que apoya Fundatamrindo. Foto EDH / insy mendoza

El vivero se ubica en playa El Tamarindo y es uno de los proyectos que apoya Fundatamrindo. Foto EDH / insy mendoza

LA UNIÓN. El vivero de cascos de burro, que funciona en playa El Tamarindo y que es apoyado por la Fundación para el Desarrollo de El Tamarindo (Fundatamarindo), fue ampliado.

Inicialmente solo existía un corral en el que se mezclaban semillas y cascos en crecimiento.

Ahora, el vivero cuenta con dos corrales con dimensiones de 15 metros de ancho por 20 de largo cada uno.

La ampliación se hizo efectiva luego que técnicos del Centro de Desarrollo de la Pesca y Acuicultura (Cendepesca) realizaron una visita al vivero y sugirieron que se separaran la semilla y el casco en crecimiento.

Yolanda Gutiérrez, directora ejecutiva de la Fundación, dijo que las ampliaciones se hicieron la semana pasada y que el proyecto ha sido un éxito, porque ha permitido la reproducción de la especie a lo largo del estero de la playa, beneficiando a muchas familias de la zona.

"Hace un mes vinieron los técnicos del Cendepesca y nos sugirieron que hiciéramos la separación de la semilla y el casco que está listo para sacarlo, ya se hicieron los trabajos de ampliación del vivero y la separación que nos sugirieron", dijo Gutiérrez.

Raúl Lemus es el encargado de darle el mantenimiento y vigilar que no se roben el casco.

Todos los días, en marea seca, llega al vivero a darle mantenimiento.

"Las cuatro personas que administramos el proyecto nos repartimos la ganancia, pero el resto de la población es beneficiada porque la producción se ha incrementado a todo lo ancho del estero", dice.

Además de esa iniciativa y como esfuerzos para mejorar la calidad de vida de los habitantes de las comunidades costeras, ejecutarán un proyecto de cultivo de ostras del pacífico en El Tamarindo.

El proyecto es apoyado por el Centro de Desarrollo para la Pesca y Acuicultura (Cendepesca) y la Agencia de Cooperación de Japón (Jica).

Tienen previsto beneficiar a un aproximado de 300 pescadores.

Gutiérrez dijo que con el proyecto promoverán una oportunidad de subsistencia alternativa para los pescadores, que regularmente son afectados por las condiciones climáticas que ocasionan reducción en la pesca.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación