Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alumnos reciben clases en bancas y mesas dañadas

La escuela atiende a 557 estudiantes desde parvularia a noveno grado. Muchos pasan incomodidades durante las jornadas lectivas.

Los alumnos pasan incomodidades por estado de pupitres.

Los alumnos pasan incomodidades por estado de pupitres.

Los alumnos pasan incomodidades por estado de pupitres.

SANTA ANA. El centro escolar Leopoldo Mayén Torres enfrenta un déficit de pupitres en buen estado, por lo que muchos de los alumnos deben de sentarse en estructuras que ya terminaron su vida útil.

A algunos les falta el respaldo, por ello los estudiantes deben de apoyarse en los hierros, lo que les genera incomodidad y dolor en la espalda tras finalizar la jornada estudiantil. Otros estudiantes optan por sentarse de lado.

También hay pupitres donde la madera está quebrada y, además, ceden ante las termitas y la antigüedad.

El director de la escuela, Rafael Figueroa, expresó que requieren de 300 pupitres nuevos para sustituir los deteriorados.

Agregó que algunos maestros de la escuela elaborarán un proyecto para determinar cuánto deben de invertir para repararlos.

Sin embargo, aclaró que dicha intervención solo incluiría la colocación de madera en algunos respaldos de las bancas dañadas.

Lo más viable, reconoció, sería la adquisición de pupitres nuevos y que sean individuales, ya que en los grados donde están los alumnos más grandes deben de pasar incomodidades para sentarse. Apenas caben dos en las mesas y bancas que usan.

Irónicamente, el Ministerio de Educación avaló para esta escuela $10,000 para realizar algunas mejoras.

Pero el dinero lo usarán para cubrir otras necesidades prioritarias, aunque los trabajos aún no comienzan.

El director dijo que en octubre del año pasado le llegó el recibo de transferencia de los fondos.

Pero fue hasta el inicio de este año lectivo que el banco le notificó que el dinero ya había sido recibido a favor de la escuela.

El atraso obligó a que los trabajos no fueran realizados durante las vacaciones de los alumnos.

Ahora están sujetos a que el Ministerio de Educación les apruebe las obras a realizar.

La escuela presentó el proyecto el 10 y el 30 de enero, Educación les envió observaciones que están en proceso de superación.

"Desgraciadamente la Departamental no me dio un bosquejo donde yo me podía guiar (para elaborar el proyecto); yo lo estoy haciendo a como puede ser", lamentó Figueroa.

Los trabajos incluyen la sustitución del techo de tres aulas del tercer nivel, la construcción de una bodega, la reparación de los baños, el cambio del sistema eléctrico y la ampliación del muro perimetral del centro educativo.

Sin embargo, quedará pendiente la pintura general. Algunas aulas están siendo pintadas con donaciones que han recibido.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación