Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alumnos de escuela reciben clases una vez por semana

Reparan edificio de centro educativo y alquilan otro "provisional"

Las obras de reconstrucción del centro escolar iniciaron en noviembre y terminarán en mayo próximo. Foto EDH / Milton jaco

Las obras de reconstrucción del centro escolar iniciaron en noviembre y terminarán en mayo próximo. Foto EDH / Milton jaco

Las obras de reconstrucción del centro escolar iniciaron en noviembre y terminarán en mayo próximo. Foto EDH / Milton jaco

SANTA ANA. Los alumnos del centro escolar Rodrigo J. Leiva, ubicado en la 2a Calle Oriente y 2a Avenida Sur del barrio Santa Cruz, en Metapán, terminaron el año escolar 2012 en condiciones no aptas para el aprendizaje, y para el inicio de este 2013, la historia no pinta diferente.

Debido a que la infraestructura de su institución está siendo reconstruida desde noviembre del año pasado y los trabajos aún no terminan, este año tuvieron que seguir en un local alquilado que no reúne las condiciones adecuadas para la población estudiantil que sobrepasa los 900 jóvenes.

Las limitadas dimensiones del excolegio católico San Francisco de Asís, donde se encuentran actualmente, han obligado a las autoridades de la institución educativa a escalonar los horarios de asistencia.

El director del centro escolar, Félix Calderón, explicó que la responsabilidad del centro educativo es no dejar de brindar el servicio académico. Por ello se inclinaron por el cambio momentáneo de las instalaciones.

"Lo que nosotros buscamos es que los estudiantes no dejen de recibir sus clases. Por el momento y debido al poco espacio que hay en este lugar (colegio católico) hemos tenido que buscar la manera de que los niños y jóvenes vengan, y también aprovechen el tiempo en sus casas", expresó el director.

Según Calderón, estos inconvenientes pudieron haberse evitado si el Ministerio de Educación (Mined) hubiera aceptado la petición de reconstrucción hecha por la directiva de la escuela en el año 2003.

"Nosotros desde 2003 hicimos la petición al Mined para que nos ayudara con la reconstrucción de la escuela, pero ellos se excusaron diciendo que no habían fondos para eso. Holcim invirtió cerca de $200 mil en la restauración de seis aulas en 2006, y en el 2008, la alcaldía colaboró con $50 mil para techar la cancha", dijo Calderón.

Fue hasta noviembre del año pasado que el Mined aprobó la reconstrucción total del centro educativo a través de un financiamiento con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), que aportará más de $500 mil.

Lo malo

Mientras tanto, algunos alumnos del centro educativo manifestaron que la situación está afectando su rendimiento académico, pues al no asistir con regularidad a clases, los docentes apuestan por los trabajos exaula para intentar recuperar el tiempo perdido.

"Venimos a la escuela una o dos veces a la semana. Los lunes viene primer ciclo; los martes, segundo, y así vamos rotando en la semana. Cuando no venimos, los profesores nos dejan tareas y trabajos para que los hagamos en la casa, pero son demasiados", manifestó Yessenia Grájeda, estudiante de noveno grado.

Al igual que los alumnos, los padres de familia opinaron que aunque esta no es la mejor opción para educar a sus hijos están conscientes de que a la larga será un beneficio para toda la comunidad educativa.

Se prevé que los trabajos en el centro escolar estén listos hasta en mayo próximo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación