Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ahuachapán

Alemania lleva agua y saneamiento a varios cantones de Guaymango

Los beneficiados serán los administradores del nuevo proyecto    

Guaymango

Inauguran proyecto de agua potable | Foto por elsalv

Las 549 familias que residen en los cantones El Rosario y San Martín, en Guaymango, Ahuachapán, ya no tienen que caminar entre dos y cinco kilómetros para llegar a los ríos Rosario, Cauta y  Tigüicha, para abastecerse de agua debido a que ya cuentan con un servicio domiciliar.
Antes apenas podían llevar entre uno y dos cántaros de agua por cada viaje que realizaban, por lo que tenían que limitarse en el uso de este recurso.


Otros usaban agua del riachuelo Cauta. En ninguno de los casos, el agua contaba con un tratamiento adecuado para su consumo, de acuerdo a los mismos habitantes.


Oficialmente la situación cambió el lunes luego que el embajador de Alemania en El Salvador, Heinrich Haupt; junto a la presidenta del Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (Fisdl), Gladis de Serpas; y el alcalde de Guaymango, Domingo Mendoza, inauguraron el proyecto.
Este incluyó saneamiento básico; es decir, que a las viviendas les construyeron sanitarios, pilas, duchas, fosas sépticas, trampas de grasa y pozos de absorción para el tratamiento de las aguas grises.


Anteriormente eran fosas comunes las que utilizaban las personas, que en total suman 3 mil 600 en ambos cantones.
El proyecto se realizó en el marco del programa Manos a la Obra por Nuestra Comunidad que es financiado por el Banco Alemán de Desarrollo (KfW). 


Éste es realizado bajo la modalidad de Proyectos Ejecutado por la Comunidad (PEC) donde los mismos beneficiados administran las etapas del mismo. La inversión fue de $2,879,952.85 millones.


La presidenta de la dependencia gubernamental señaló que la obra permite optimizar el tiempo de los beneficiados en referencia a las distancias que anteriormente invertían para llegar a los ríos.


El diplomático resaltó que a través de la esta forma de ejecución del proyecto, los habitantes contribuyen con sus ideas, obra y el empeño, para beneficiar a sus mismas comunidades.


“Es una obra modelo; espero que se pueda copiar en otros municipios. Sabemos que el dinero del contribuyente alemán, invertido a través del Fisdl y las comunidades, llega donde debería llegar, 100% en beneficio de la población”, expresó el embajador.


Las comunidades han formado una junta de agua que será la encargada de administrar el proyecto. 


Los usuarios deben de cancelar $3 mensualmente por este servicio y $1 en concepto de saneamiento básico. 


Además como parte de los compromisos deben sembrar diez árboles en cada una de las viviendas beneficiadas. Con ello buscan conservar y cuidar  el medio ambiente de la zona.


Uno de los beneficiados, William Cáceres, de la comunidad San Martín, explicó que el nacimiento de donde llevan el agua al tanque de distribución se llama Puerta Roja y que está a cuarenta kilómetros de este. De dicha infraestructura llevan el agua a través de gravedad.
“La situación era bien difícil porque las personas acudían a los ríos. A veces estaban contaminados (y) de ahí tomaban la cantidad de agua necesaria para el uso del hogar. Algunos iban a las pequeñas fuentes que existen pero que sólo dan abasto para un número pequeño de personas”, recordó el líder comunal.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación