Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fe y Alegría está de fiesta por aniversario

Son 44 años de formar jóvenes de escasos recursos de todo el país

Los jóvenes favorecidos son de escasos recursos económicos que no tienen los fondos para aplicar a estudios superiores. Cursos son gratuitos. Foto EDH / Mauricio Guevara

Los jóvenes favorecidos son de escasos recursos económicos que no tienen los fondos para aplicar a estudios superiores. Cursos son gratuitos. Foto EDH / Mauricio Guevara

Los jóvenes favorecidos son de escasos recursos económicos que no tienen los fondos para aplicar a estudios superiores. Cursos son gratuitos. Foto EDH / Mauricio Guevara

SANTA ANA. Fe y Alegría El Salvador está de manteles largos. La entidad sin fines de lucro cumplió el pasado 16 de octubre 44 años de fundación.

Durante cinco días realizaron diferentes actividades alusivas a los programas de formación que imparten en los 22 centros a nivel nacional, en el marco de lo que llamaron "Semana de Fe y Alegría".

El próximo viernes 25 realizarán el cierre del festejo, en el Centro Fe y Alegría San Nicolás, de Chalchuapa, con el XII festival de valores.

Esperan contar con al menos 600 personas que laboran y estudian en las diferentes sedes de esta organización.

"Los estudiantes se encargan de realizar diversos números artísticos que fomentan los valores", explicó el director del centro de formación de Fe y Alegría de Santa Ana, Hugo García.

Entre las actividades que se llevarán a cabo están danza, bailes, representaciones teatrales y presentaciones cómicas.

Desde 1969, Fe y Alegría se ha convertido en nuestro país en una opción de desarrollo para muchos jóvenes, principalmente de escasos recursos económicos.

"La misión que se nos ha encomendado es ser transformadores de la realidad de las personas", dijo García.

Solo en la sede de Santa Ana son beneficiados anualmente más de 300 santanecos, quienes reciben capacitaciones en dos modalidades: habilitación para el trabajo y empresa centro.

"Son programas que van desde las 40 hasta las 300 horas de duración", dijo el director. Aquí los beneficiados pueden optar por cualquiera de los 14 talleres que se ofrecen de manera gratuita.

Entre las especialidades que se imparten está el taller de mecánica automotriz, cocina, reparación y mantenimiento de computadoras, asesor administrativo de ventas y panadería, entre otros.

A sus 22 años, Alejandro Alvarado considera que las clases que recibe en el taller de mecánico soldador le abrirán las oportunidades laborales que con el título de bachiller no ha logrado obtener.

"Cuando vaya a hacer mis prácticas en la empresa quiero dar lo mejor que tengo para que vean lo que tengo y si doy el ancho quedarme trabajando", dijo el joven oriundo de Coatepeque.

Otro de los favorecidos con los talleres vocacionales de Fe y Alegría es Carlos Rivera, quien se graduó de bachiller en el centro escolar Insa, pero que por dificultades económicas no pudo continuar sus estudios superiores.

"Para mí es una gran oportunidad. Yo entré aquí porque no pude continuar, aquí es menos tiempo y gratuito", dijo Rivera.

En Santa Ana, Fe y Alegría tiene 19 años de funcionar. A la fecha las autoridades de este centro de formación se mostraron satisfechas por el trabajo realizado.

La formación profesional de los jóvenes se canaliza a través de instituciones como el Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (Insaforp) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid).

Según el director de este centro de formación, el único requisito que deben cumplir las personas para poder participar de los talleres que se imparten es ser mayores de 17 años. Aunque en los últimos años han inscrito a personas mayores de 60 años, quienes buscan complementar algunos conocimientos o adquirir nuevos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación