Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alegría y Conchagua exigen mayor apoyo para el turismo

Ediles aseguran que Ministerio de Turismo les brinda poco respaldo para potenciar el rubro

Construcción de miradores es el único aporte que Mitur ha dado a comunas Alegría y Conchagua. foto edh / francisco Torres

Construcción de miradores es el único aporte que Mitur ha dado a comunas Alegría y Conchagua. foto edh / francisco Torres

Construcción de miradores es el único aporte que Mitur ha dado a comunas Alegría y Conchagua. foto edh / francisco Torres

ORIENTE. El poco apoyo para potenciar el turismo con infraestructura adecuada de parte del Ministerio de Turismo (Mitur), es de los principales problemas que los ediles de Alegría en Usulután y Conchagua en La Unión, identifican para desarrollar el rubro en sus municipios.

Ambas localidades son, si no los principales destinos turísticos de la región oriental, de los más visitados, al punto que Alegría incluso se ha agenciado en más de una ocasión reconocimientos en el concurso "Pueblos Vivos".

En el caso de este último, la laguna de Alegría representa un enorme potencial turístico, aunque en sus alrededores la inversión en el rubro es escasa.

La alcaldía de la localidad quisiera invertir más para fomentar y atraer el turismo, pero el edil René Sánchez, teme que Corte de Cuentas lo sancione si realiza obras en zonas despobladas.

La lógica es simple: las alcaldías hacen obras con el Fondo para el Desarrollo Económico y Social de las Municipalidades de El Salvador (Fodes), y éste se debe usar únicamente para crear obras de desarrollo en las comunidades.

Sánchez dice que han recibido sugerencias, incluso, de gente que ni siquiera habita en el municipio, para ejecutar algunas obras.

"Es difícil atender las necesidades de la gente, sobre todo de los foráneos, porque hay que justificar por qué se hacen los proyectos y además hay que atender otras necesidades", argumentó.

La laguna tiene en los alrededores varias comunidades, pero en las orillas del espejo de agua no, "y si nosotros invertimos en zonas despobladas seguramente nos pondrán un reparo", dijo.

Jesús Medina, alcalde de Conchagua, cree que las obras deben ser respaldadas con peticiones de la población y eso basta para no ser observados.

"Si son proyectos que van a atraer a la gente y eso generará desarrollo en la zona, no tendrían por qué hacerle observaciones", dijo.

De hecho, en Conchagua las únicas obras encaminadas a potenciar el turismo son las hechas por la municipalidad, porque Medina señala otra realidad.

"La poca inversión del Mitur porque en este municipio en lo que yo tengo de ser alcalde, tal vez habrán invertido unos dos mil 500 ó tres mil dólares", asegura.

Sánchez también habla de la falta de apoyo del Mitur para la construcción de infraestructura, ya que en su municipio la inversión de esa cartera estatal se limita a dos miradores y algunas vallas publicitarias.

El Diario de Hoy buscó las reacciones en el Mitur, pero Tatiana Lagos dijo que darían su versión hasta que esta nota fuera publicada, para tener un panorama amplio.

Sánchez habla de la urgencia de hacer una reforma legal que permita que el Mitur proponga obras turísticas al Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL) para que éste asigne el presupuesto y ejecute las obras.

La esperanza

Ángela Zamora, gerente de programas, del FISDL, explicó que eso no es posible porque por la naturaleza de esta institución, "solo nos enfocamos a intervenir en obras de desarrollo en los municipios más pobres del país".

Añade que en FISDL ya tienen establecidos sus planes de acción que van desde la creación de infraestructura para educación y salud, así como proyectos de electrificación y saneamiento, que permitan elevar la calidad de vida de las comunidades.

Medina afirma que la única esperanza para los municipios costeros es la realización del segundo compacto de Fondos del Milenio.

"Lo interesante es que serán las directivas de las comunidades que dirán lo que se necesita porque son ellos quienes conocen sus realidades", dijo Medina.

Según este edil, aunque los proyectos que se realizarían si se ejecuta este segundo compacto no estén ligados directamente al turismo, sí impactarán grandemente esa industria que en los cantones de su municipio se realiza de manera artesanal.

"Si mejoran las calles la gente vendrá, al igual que si instalan otros servicios básicos", aseguró.

Con ello, atraer turistas sólo queda en esperanzas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación