Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fe y Alegría clausura talleres vocacionales comunales

El programa reforzó la convivencia y los valores

Representante de la Fundación Gloria de Kriete y Fe y Alegría entregaron los diplomas a los graduados. Fotos EDH / mario amaya

Representante de la Fundación Gloria de Kriete y Fe y Alegría entregaron los diplomas a los graduados. Fotos EDH / mario amaya

Representante de la Fundación Gloria de Kriete y Fe y Alegría entregaron los diplomas a los graduados. Fotos EDH / mario amaya

El proyecto Reto Joven: construyendo una cultura de paz, terminó con muchos frutos.

Ayer 1,466 estudiantes de los Complejos Educativos Fe y Alegría de San José Las Flores, en Tonacatepeque y La Chacra, en San Salvador se graduaron de los cursos vocacionales.

Durante un año, niños, adolescentes, jóvenes y hasta adultos mayores, se especializaron en diferentes enseñanzas, como parte del proyecto Reto Joven: Construyendo una Cultura de Paz.

Los talleres de electricidad, informática y reparación de computadoras, música, deporte y refuerzo escolar, ampliaron el conocimiento y las habilidades de los alumnos.

Por otra parte, la experiencia recibida se convierte en una fuente de ingreso, ya que se trata de comunidades de escasos recursos y en la mayoría de los casos, los jóvenes abandonan sus estudios para contribuir con los gasto del hogar.

Conocedores de la vulnerabilidad de las comunidades beneficiadas, la institución implementó una estrategia educativa integral y sostenible, inyectándole al programa la promoción de los valores para convivir en armonía.

Saúl Alfredo León, director nacional de Fe y Alegría El Salvador, sostiene que el objetivo principal de "Construyendo una cultura de Paz" y se fundamenta en la prevención de la violencia y mejorar la seguridad ciudadana.

"La esperanza de un futuro diferente radica en una cultura de paz y para obtenerla es necesario perseverar. La educación, la cultura, el deporte y la familia son parte de ella", dijo el licenciado León.

Oportunidades de éxito

Los fondos para la ejecución de este proyecto en San José Las Flores y La Chacra son gracias al premio que la Fundación Gloria de Kriete le otorgó a Fe y Alegría en su séptima edición de Ayudando a quienes Ayudan en 2012.

Con los 100 mil dólares otorgados Fe y Alegría logró en un año capacitar a 897 estudiantes de Tonacatepeque y 569 en la comunidad La Chacra de San Salvador, desde primer, segundo y tercer ciclo hasta bachillerato.

Isela Barraza tiene 14 años y es un ejemplo de superación. Ella cursa noveno grado en el Complejo Fe y Alegría de San José Las Flores y se especializó en informática y reparación de computadoras.

Su director Nery Galdaméz, no dudó en mostrar su agradecimiento tanto a Fe y Alegría, como a la Fundación Gloria de Kriete por haber impulsado un proyecto de superación y convivencia en esta comunidad que tanto lo necesita.

Para ello, se desarrolló el programa Fortalecimiento a las familias por medio de asistencia sicológica comunitaria y mecanismos de convivencia familiar.

El representante de la Fundación Gloria de Kriete, Douglas Marroquín, reconoció la labor de Fe y Alegría y los logros obtenidos con estos talleres vocacionales, los cuáles han cambiado la historia de la población beneficiada.

"El premio Ayudando a quienes Ayudan, nace con el propósito de fortalecer económicamente a las organizaciones no gubernamentales y Fe y Alegría los ha invertido satisfactoriamente y las cuentas están claras", acotó el señor Marroquín.

Con estos cursos vocacionales, los estudiantes tienen nuevas oportunidades para salir adelante y Fe y Alegría, junto a la Fundación Gloria Kriete lo han hecho posible.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación