Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Aldeas Infantiles SOS agradece a donantes

Empresas y personas naturales altruistas están entre los honrados

Siddhartha Kaul, presidente Mundial de Aldeas SOS, agradeció a los representantes de empresas donantes y les invitó a continuar apoyando el esfuerzo. Fotos EDH / Huber rosales

Siddhartha Kaul, presidente Mundial de Aldeas SOS, agradeció a los representantes de empresas donantes y les invitó a continuar apoyando el esfuerzo. Fotos EDH / Huber rosales

Siddhartha Kaul, presidente Mundial de Aldeas SOS, agradeció a los representantes de empresas donantes y les invitó a continuar apoyando el esfuerzo. Fotos EDH / Huber rosales

Aldeas Infantiles SOS honró ayer el apoyo que unos 15 donantes, entre empresas y personas naturales, le han brindado en los últimos años, con miras a favorecer a los infantes y jóvenes que esta fundación atiende.

Es así como el presidente Mundial de las Aldeas Infantiles SOS, Siddhartha Kaul, entregó placas de reconocimiento a representantes de Tigo El Salvador, Grupo Unicomer, Bac/Credomatic, Embotelladora Electropura, Industrias Capri, ASALBAR, OXGASA, Credisiman, Laboratorios Teramed, Fideicomiso Walter Soundy.

Entre los homenajeados también se encuentran Mabe El Salvador, Americares Foundation, Banco Davivienda, Universidad Francisco Gavidia, Fundación Telecorporación Salvadoreña.

Siddhartha Kaul, quien además se encuentra en el país para visitar los proyectos que desarrollan a nivel local, recordó cómo esa organización llegó en 1972 de la mano de un grupo de personas visionarias y a la fecha ha logrado ubicarse en varios puntos del país, donde beneficia a más de mil 600 niños y jóvenes.

En la actualidad hay cinco Aldeas Infantiles en Santa Tecla, Sonsonate, Santa Ana, San Vicente y San Miguel, respectivamente. De igual forma hay tres centros sociales SOS y más de 30 hogares comunitarios, según datos provistos por esa entidad.

Siddhartha Kaul expresó que los programas que desarrollan han sido diseñados para atender las necesidades específicas de los lugares donde se establecen.

"A nivel local estamos enfocados en los jóvenes. Necesitan recibir educación, entrenamiento para que puedan desarrollar sus capacidades y obtener un trabajo de forma rápida y aportar a la sociedad", manifestó a El Diario de Hoy.

Kaul detalló que a esa organización le preocupa que se proteja algunos derechos de la niñez, evitar el abuso de la niñez y preparar a los jóvenes para que puedan continuar con su vida.

El máximo representante de Aldeas Infantiles SOS agradeció y exhortó a los donantes activos a continuar brindando su aporte. También llamó a otros empresarios y salvadoreños en general a brindar su apoyo económico a esa fundación, para poder ayudar a más infantes que no pueden estar bajo el cuidado de sus padres.

Por su parte, Andrés García Gropp, presidente de la Junta Directiva de Aldeas Infantiles SOS, resaltó que ellos consideran muy importante el derecho de los niños a crecer dentro del seno de su familia, junto a sus padres y otros familiares, por lo cual cuentan con un Programa de Fortalecimiento Familiar.

"El objetivo de este programa es prevenir el abandono infantil en las comunidades donde opera este programa y evitar que más niños estén en riesgo de perder el cuidado de sus padres", explicó García Gropp.

Marcelo Alemán, gerente de País de Tigo, afirmó que "es de mucha satisfacción recibir este reconocimiento, por algo que hemos estado trabajando con Aldeas Infantiles SOS los últimos tres años, pero también me siento un poco intranquilo al saber que solo el 12 % de los recursos que ellos necesitan son recaudados localmente".

Alemán dijo que si por lo menos cuatro millones de salvadoreños que están en la actividad productiva donaran $0.50 diarios a las Aldeas Infantiles SOS, se podría ayudar a más niños y evitar que caigan en la violencia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación