Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alcaldías de La Unión no tendrán dónde botar la basura en 2015

Santa Rosa de Lima cerrará el relleno

De no tener acceso a este botadero, 24 alcaldías de la zona norte de La unión se verán afectadas.

De no tener acceso a este botadero, 24 alcaldías de la zona norte de La unión se verán afectadas.

De no tener acceso a este botadero, 24 alcaldías de la zona norte de La unión se verán afectadas.

LA UNIÓN. Con la renuncia del alcalde de Santa Rosa de Lima, Jorge Rosales, a la presidencia de la Asociación de Municipios del Norte de La Unión (Asinorlu), se cierra la posibilidad que el relleno sanitario siga funcionando en su localidad hasta la finalización de 2015.

Otro de los inconvenientes para que continúe su actividad, es que el otro año vence el comodato, o contrato en que la alcaldía cedió de forma gratuita a las alcaldías que forman parte de la asociación el uso del inmueble donde se construyó el relleno sanitario.

Eso afectará a las 24 alcaldías de la zona norte del departamento de La Unión y de la región oriental que tratan sus desechos en ese relleno, nueve de ellas son socias en la administración.

Las comunas accionistas son Lislique, Anamorós, Polorós, Concepción de Oriente, El Sauce, Nueva Esparta, Bolívar, San José de la Fuente y el mismo Santa Rosa de Lima.

Si el relleno sanitario es cerrado, esos municipios deberán ir a Usulután a dejar sus desechos, ya que el de San Miguel no tiene la capacidad para recibir más basura y tratarla, según confirman las autoridades edilicias migueleñas.

De hecho, en San Miguel ya solo se trata la basura que el mismo municipio produce.

Esa situación aumentará los costos para las municipalidades que llevan sus desechos a Santa Rosa, especialmente en transporte; además, en la disposición final.

A todos se les incrementará consumo de combustible, que sería el aumento más sensible que experimentarían las comunas, según los ediles de los municipios involucrados en el problema.

El más afectado sería precisamente Santa Rosa de Lima porque ellos siempre han alegado que no pueden pagar ni el tratamiento de su basura en el relleno del cual son socios.

Deudas

La alcaldía de Santa Rosa de Lima mantiene una deuda con la Asociación por hacer uso del relleno.

Esos compromisos pasan los 300 mil dólares, y sobre ese tema el alcalde dijo que buscará llegar a un acuerdo porque las municipalidades socias tienen déficit con la comuna santarroseña.

La deuda es por los permisos de construcción del relleno que son alrededor de 200 mil dólares.

"La asociación o cada alcaldía debe buscar otra alternativa, ya sea de hacer otro relleno o buscar donde ir a depositar los desechos, pero no queremos convertirlos en que Santa Rosa de Lima sea el relleno de basura de todo el departamento de La Unión y de otros municipios de la zona oriental", agregó Rosales.

Dijo que la vida útil de las actuales fases del relleno terminaron hace un año; pero que debido al trabajo técnico y profesional de los encargados se logró maximizar los recursos para alarga el tiempo de utilidad.

El alcalde de San José de la Fuente, Mario Martínez, confirmó la renuncia presentada por el edil limeño.

Dijo que los argumentos que presentó en la reunión con la asociación fue la sobre carga laboral.

Agregó que ya habían empezado a hacer todos los trámites para obtener un préstamo con un banco para continuar con la otra etapa del relleno, ya que se requiere ampliarlo.

"Ese préstamo sobrepasa el millón de dólares y se pagaría en cuotas mensuales, cada alcaldía socia incluyendo a la de Santa Rosa de Lima; el problema es que si el alcalde de Santa Rosa de Lima renuncia a la Asociación, nos tocaría solo a nueve alcaldías pagar ese dinero que son cuotas que para unas sobrepasa los 35 mil dólares", agregó Martínez.

El Ministerio de Medio Ambiente dijo que el convenio para la construcción y funcionamiento del relleno sanitario de Asinorlu se firmó con la Asociación y no con el alcalde de Santa Rosa de Lima.

La directora de Saneamiento Ambiental del MARN, Manlia Romero, dijo que el proyecto de relleno de Asinorlu contempla el financiamiento de la fase tres, y se firmó un convenio con la Asociación sobre la asignación presupuestaria de hasta 3.5 millones de dólares para infraestructura y maquinaria.

Sostuvo que el monto final dependerá de la revisión de la carpeta técnica y capacidad de los municipios en prestamos.

Cansados del relleno

Según el edil Rosales, su renuncia se originó por la negativa de muchos de los ciudadanos de su municipio a que se permita que el relleno siga funcionando en la localidad.

Además, al desacuerdo de que se construya una tercera etapa, como se pensaba hacer por parte de los socios.

"Son cerca de cinco mil personas que nunca han estado de acuerdo que esté funcionando ese relleno; además, está en el área del casco urbano de la ciudad, aunque se le de todo el tratamiento a los desechos; pero basura es basura y a veces cuando se arruina alguna máquina pasan dos días que no se le da el tratamiento", agregó.

Recalcó que durante su administración no permitirá que siga funcionando el relleno, una vez termine el comodato.

"De algo estoy seguro, y es que no daremos más prórroga porque el relleno está dentro de la ciudad", explicó muy seguro de que no dará marcha atrás con la decisión.

Vecinos de colonia La Chacón, cercana al relleno, dijeron que lo más indicado es que no esté funcionando ningún relleno cerca de la ciudad porque el crecimiento habitacional va en aumento.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación