Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alcaldía unionense no recogerá más basura de ventas de cocos

Los vendedores de cocos de La Unión dicen que la comuna ya no recogerá sus desechos

Usuarios aseguran que pagarán a quienes les venden el coco para que se lleve los desechos.La comuna de La Unión ya no brinda el servicio de recolección a los vendedores de coco en la cabecera. foto edh / insy mendoza

Usuarios aseguran que pagarán a quienes les venden el coco para que se lleve los desechos.La comuna de La Unión ya no brinda el servicio de recolección a...

Usuarios aseguran que pagarán a quienes les venden el coco para que se lleve los desechos.La comuna de La Unión ya no brinda el servicio de recolección a los vendedores de coco en la cabecera. foto edh / insy mendoza

LA UNIÓN. Desde inicios de enero los camiones recolectores de basura no brindan el servicio a los vendedores de coco, diseminados en la cabecera, pese a que la misma municipalidad sostiene que los desechos que estos generan con la estopa del fruto alcanzan las seis toneladas por día.

La situación mantiene preocupados a los vendedores del producto, quienes aseguraron que no tienen dónde dejar la basura que generan.

Les preocupa que, a la larga, los desechos puedan generar un problema mayor en la salud de los habitantes, porque en invierno fácilmente se pueden convertir en criaderos de zancudos.

Los afectados aseguran que antes de la decisión de la comuna, de no llevarse su basura, el impuesto que pagaban a la municipalidad era de dos dólares con 30 centavos.

Eso incluía el servicio de recolección y traslado de los desechos de coco al relleno sanitario de San Miguel, en donde hasta diciembre le recibieron la basura a la comuna unionense.

Los vendedores se quejan de que la comuna no les dio una alternativa para deshacerse de la basura que generan.

Aseguraron que lo único que han hecho las autoridades municipales es informarles que ya no darán tratamiento a las estopas, y por ello, ahora solo tenían que pagar un dólar diario en concepto de impuesto por vender el fruto.

El vendedor, Elías Andrade, explicó que durante 10 años les dieron el servicio y que "dejábamos en el puesto los sacos con las estopas y el camión pasaba llevándoselas".

El comerciante confirmó que a partir del 6 de enero les dijeron que en el relleno sanitario (de San Miguel) ya no recibiría la basura que sale de La Unión, por lo que la municipalidad buscó trasladarla a Santa Rosa de Lima.

Andrade indicó que "ahora yo tengo que llevarme esta basura para la casa, y hacer el viaje para que el camión que me vende los cocos se la lleve", expresó.

Esteban Chiquillo, otro vendedor, mencionó que a partir de la nueva disposición de la comuna, les tocará pagar más caro el coco para que el mismo distribuidor del fruto les lleve los desechos.

"Aceptamos que no se la llevaran, pero nos están cobrando más de un dólar de impuestos por vender. No nos queda de otra que almacenar las estopas durante ocho días, mientras viene el camión que vende el producto, ellos se llevan los desechos", agregó Chiquillo.

José Rodríguez, también vendedor, cree que en ninguno de los botaderos (rellenos) les quieren recibir las estopas a la comuna.

Aseguró que "la opción que nos dieron es que si no nos hacemos cargo de llevar la basura, o si la dejamos en la calle, que mejor nos vayamos para la casa, es decir no nos dejarán vender", dijo el comerciante.

El alcalde de La Unión, Ezequiel Milla, explicó que a diario se generan seis toneladas de estopas de coco entre los 15 vendedores que tienen registrados.

El edil dijo que la comuna hace una inversión por día de 168 dólares, solo en la disposición de esa basura, en el relleno de Santa Rosa de Lima.

"Estamos pagando 28 dólares por tonelada de basura; además, en el relleno nos dieron un promedio de 20 a 22 toneladas máximo de desechos que nos pueden recibir", dijo.

Eso es la cantidad de desechos comunes que generan en la cabecera, sin tomar en cuenta las estopas de coco, razón por la que justifican la medida.

"No podemos sobrepasarnos de esa cantidad y tampoco podemos dejar de llevar la basura de las viviendas o del mercado", aclaró el edil.

Se trató de obtener la versión de las autoridades de Salud sobre las implicaciones que podría tener la acumulación de estopas en la ciudad, por lo que se buscó al director del Sistema Básico de Salud Integral (Sibasi), pero nunca estuvo disponible.

El relleno sanitario de San Miguel dejó de prestar el servicio de tratamiento de la basura a la comuna unionense aduciendo que están por llegar a su nivel máximo.

La Unión, fue uno de los seis municipios a los que la comuna migueleña suspendió el servicio de tratamiento de los desechos sólidos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación