Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alcaldía sin aplicar ordenanza que prohíbe animales en las calles

Residentes de cinco comunidades santanecas pidieron a la comuna que identifique a propietarios de los animales para sancionarlos

Los animales sueles pastar, incluso en las áreas verdes de las viviendas, cuyos vecinos se quejan de su presencia. Foto EDH / Mauricio Guevara

Los animales sueles pastar, incluso en las áreas verdes de las viviendas, cuyos vecinos se quejan de su presencia. Foto EDH / Mauricio Guevara

Los animales sueles pastar, incluso en las áreas verdes de las viviendas, cuyos vecinos se quejan de su presencia. Foto EDH / Mauricio Guevara

SANTA ANA. La presencia de ganado y caballos en varias colonias ubicadas al norte de la ciudad, sigue generando incomodidad para las personas y motoristas de vehículos, ya que los animales deambulan en las calles sin que alguien se haga responsable.

Las zonas más afectadas son el Reparto Santa Julia, IVU, La Floresta, San Juan y Santa Bárbara.

Algunos de sus habitantes coincidieron en que por años han sufrido por la presencia de ganado en las calles; sin embargo desde hace dos años, la cantidad se ha elevado.

La situación afecta la circulación de los vehículos, ya que las vacas y caballos se mantienen muchas veces en plena calle.

También los visitantes de las zonas recreativas de estas comunidades son perjudicados porque el ganado se apodera de dichas áreas, lo que genera preocupación para los padres de familia.

Esto último porque temen que algún animal dañe a sus hijos mientras se recrean en dichas áreas.

Los afectados expresaron que la falta de sanciones a los propietarios de estos animales es la principal causa por la que persiste el problema.

Esto a pesar de que el tema está regulado en la ordenanza contravencional de Santa Ana.

"Para nadie es extraño ir manejando y encontrarse vacas o caballos caminando libremente por la calle", dijo la santaneca Gladis Landaverde.

Aunque las personas reconocieron que a la fecha no se ha experimentado alguna situación trágica, sí pidieron a la alcaldía que tome cartas en el asunto.

"Alguna gente lo puede ver hasta gracioso; pero para nosotros que vivimos aquí no lo es porque estos animales son un peligro", aseguró el residente del barrio San Juan, César López

Los afectados también concuerdan en que la alcaldía no se preocupa lo suficiente por resolver este problema.

Por ello, pidieron que identifique a los propietarios de los animales para exigirles que busquen lugares adecuados para mantenerlos y que así no causen incomodidad.

Una de ellas, Sandra Carranza, opinó que "si la alcaldía cumpliera con multar a los dueños de las vacas, el problema sería mucho menor".

Pero el delegado contravencional de la alcaldía, Edwin Hurtado, aseguró, hace unas semanas, que las sanciones sí se hacen efectivas.

Sin embargo, reconoció que "el problema es que no podemos decomisar los animales porque no hay donde meterlos".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación