Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alcaldía realiza brigada médica en el mercado

La actividad fue una prueba piloto para medir la capacidad de respuesta del personal médico de la comuna santaneca.

Los favorecidos fueron los arrendatarios del mercado municipal número uno de Santa Ana. Foto EDH / Mauricio Guevara

Los favorecidos fueron los arrendatarios del mercado municipal número uno de Santa Ana. Foto EDH / Mauricio Guevara

Los favorecidos fueron los arrendatarios del mercado municipal número uno de Santa Ana. Foto EDH / Mauricio Guevara

SANTA ANA. Más de 300 comerciantes del mercado municipal número uno se vieron beneficiados ayer con una brigada médica.

La actividad, que estuvo coordinada por la administración de la central de abasto y la clínica médica municipal, fue una prueba piloto para medir la capacidad de atención del personal que tiene esta última dependencia.

Durante la jornada hubo toma de presión arterial, citologías, entrega de medicamentos, vacunación contra el tétano y consultas médicas generales, entre otros servicios. Todo fue gratuito.

Según el médico encargado de la clínica municipal, Ronald Rosales, también recibieron el apoyo de la unidad de salud Tomás Pineda y el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), que aportaron personal de salud.

En total fueron 20 personas, entre médicos y enfermeras, los que se encargaron de realizar la visita puesto por puesto, durante tres horas.

Rosales también explicó que ellos ya tienen identificadas a 122 comerciantes que padecen de enfermedades como la hipertensión, cardiopatía y diabetes, a quienes se les dará constante seguimiento.

" Si es necesario estamos haciendo las referencias para las instituciones de salud que nos están apoyando", dijo el coordinador de la clínica.

La atención médica tomó por sorpresa a los comerciantes, pero no dudaron en pedir algún tipo de asistencia. En su mayoría optaron por revisarse la presión arterial.

Algunos vendedores explicaron que tenían varios años de no realizarse un chequeo de su estado de salud, por falta de tiempo.

"Estamos bendecidos con esto, nosotros no tenemos dinero para exámenes y tampoco tiempo", manifestó Reina Cabrera, comerciante del sector de carnes.

Otros vendedores como Rosa Dina Escobar pidieron a las autoridades que la actividad no sea esporádica, sino constante, pues aseguró que debido al tipo de negocio se les dificulta asistir a una clínica o ir a un hospital.

El administrador del mercado, Éver Aguilar, le tomó la palabra y anunció que las brigadas médicas se desarrollarán con más regularidad.

La atención médica de ayer se suma a otras actividades que se realizan en el centro de abastos para garantizar la salubridad del lugar, entre ellas jornadas de fumigación y desparasitación de los arrendatarios.

Luego de verificar los resultados de esta prueba piloto, se harán actividades similares en los demás mercados municipales y la terminal de buses Francisco Lara Pineda.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación