Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alcaldía necesita $15 millones para drenajes

Cada vez que llueve las aguas fluviales corren superficialmente inundando las calles

Las calles de la Aldea San Antonio, al sur poniente de la ciudad, se convierten en río cada vez que llueve. El tránsito de vehículos y de personas queda completamente paralizado.

Las calles de la Aldea San Antonio, al sur poniente de la ciudad, se convierten en río cada vez que llueve. El tránsito de vehículos y de personas...

Las calles de la Aldea San Antonio, al sur poniente de la ciudad, se convierten en río cada vez que llueve. El tránsito de vehículos y de personas queda completamente paralizado.

SANTA ANA. Aunque es común que durante el invierno, las calles de la Ciudad Morena se inunden, el gobierno municipal reconoce que no tiene los fondos para solventar el problema.

Son 15 millones de dólares los que se necesitan para solucionar la situación, asegura el presidente de la comisión municipal de Protección Civil y también alcalde de la ciudad, Joaquín Alfredo Peñate.

El edil dice que está consciente de la necesidad que existe de realizar las obras de mitigación, y poner en marcha un plan integral que permita brindar un tratamiento adecuado a las aguas fluviales.

Explica que precisan hacer esa millonaria inversión, sin embargo, a la fecha no cuentan con esa cantidad.

Es por ello, que actualmente se encuentra en la búsqueda de una fuente de financiamiento que le permita asumir la tarea.

De conseguir el dinero, este es un proyecto que se estaría ejecutando el próximo año.

Pero si no logran reunir la cifra requerida, la situación continuará igual, con tendencia a empeorar.

"El tema de aguas es fundamental, ya no podemos dejarlo fuera de agenda. El próximo año debemos hacer un préstamo que nos permita intervenir", afirma.

El alcalde asegura que ya tienen parte del trabajo comenzado; ya que, cuentan con un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para enfrentarse a este problema que hoy en día afecta a toda la ciudad.

De hecho, es con esta entidad donde se encuentran gestionando el préstamo millonario.

El problema

Una de las zonas más afectadas con esta situación es la Aldea San Antonio, al sur poniente de la ciudad.

El santaneco Antonio Soriano, asegura que en muchas ocasiones ha visto como las fuertes correntadas de agua lluvia han arrastrado bicicletas, motocicletas e incluso hasta vehículos livianos en esta zona.

"Aquí cuando llueve fuerte la calle desaparece, muchos carros se quedan varados", asegura Soriano.

Esta situación se repite en diferentes puntos de la ciudad. Aunque en el caso de la Aldea San Antonio, el caudal se vuelve más intenso ya que es el punto donde convergen las corrientes que provienen de los cantones Cantarrana y El Portezuelo e, incluso, el agua que baja desde el volcán de Santa Ana.

"Cuando el agua se junta aquí es que agarra más fuerza, si una persona trata de cruzar la calle se la pasa llevando. Esto es de todos los años", relata el entrevistado.

En el casco urbano de la ciudad existen muchos puntos que ya se han convertido en zonas altamente vulnerables a inundaciones.

Entre ellas, destacan las afueras del mercado Colón y de la terminal Francisco Lara Pineda; y la 25a. Calle Poniente, frente a la delegación de la Policía Nacional Civil (PNC), entre otras.

Sin embargo, hay otros puntos en la periferia de la ciudad donde también hay serios problemas de aguas fluviales. Por ejemplo, el bulevar Nicolás Salume y el redondel Monseñor José María Escrivá de Balaguer.

En el primer sitio está la residencial Bella Santa Ana, donde al menos cinco viviendas han resultado afectadas en lo que va del presente invierno.

Estas se encuentran ubicadas en los polígonos F y G, y aunque no son las únicas que enfrentan esta situación si son las más perjudicadas.

El problema ya tiene más de diez años, según explican los habitantes.

Agregan que la situación ha empeorado con las pocas lluvias del recién ingresado invierno.

Según ellos, el problema se debe al desborde de la canaleta del bulevar Nicolás Salume y el desnivel en el que se encuentra la residencial con respecto a la calzada.

El agua, dicen, ha dañado vehículos y muebles. "Esta situación para nosotros es desesperante porque es de todos los años", manifestó la santaneca Alma Peraza.

Otro de los afectados es René Linares, quien asegura que la municipalidad de Santa Ana, prometió hace dos semanas construir una canaleta dentro de la colonia para evitar que el agua baje hasta la zona donde ellos residen.

Linares recordó que durante la última lluvia el agua arrastró lodo y basura, los cuales terminaron dentro de las casas.

La municipalidad santaneca reconoció la promesa hecha a los residentes de esta colonia; pero, explicó que la ejecución de la obra se retrasó debido a la falta de materiales.

En días recientes, una cuadrilla de trabajadores de la comuna llegó al lugar para la construcción de la canaleta, la cual, será conectada al sistema de tuberías de la residencial.

Los empleados explicaron que la duración de las labores dependerá de la disponibilidad de materiales. Sin embargo, no precisaron cifras de la inversión.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación