Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alcaldía avala botar basura frente a mercado usuluteco

Desde hace dos semanas la gente tira desechos frente al nuevo edificio

La municipalidad de Usulután avaló que la población deje su basura frente al mercado recién construido en colonia Leiva.

La municipalidad de Usulután avaló que la población deje su basura frente al mercado recién construido en colonia Leiva.

La municipalidad de Usulután avaló que la población deje su basura frente al mercado recién construido en colonia Leiva.

USULUTÁN. El moderno mercado, construido recientemente con la idea de albergar a más de 280 vendedores informales del centro usuluteco, y cuyo costo superó el millón y medio de dólares, se ha convertido, al menos su parte frontal, en un botadero de basura.

La disposición para que el área fuera ocupada como botadero de desechos fue tomada hace dos semanas por la administración del edil Miguel Ángel Jaime, quien avaló que la gente pueda depositar su basura en la zona.

María Vaquerano, una residente en las cercanías del nuevo basurero, aseguró que desde hace dos semanas comenzaron a usarlo.

Mencionó que "es lamentable que invirtieran tanto dinero en este edificio que hoy está abandonado y que lo convierten en botadero".

Indicó que, por lo general, un camión recoge los desechos a diario, pero eso no quita la contaminación y el mal olor que se genera en la zona.

Vaquerano, quien es comerciante, lamentó que la municipalidad construyera un mercado en la colonia Leiva, de la cabecera.

La zona está alejada del centro de la ciudad y agregó que tarde o temprano la gente usaría el predio como tiradero.

Su sorpresa es que la medida fue avalada por la misma comuna usuluteca.

Otro ciudadano que mira con desagrado que el lugar sea usado para depositar basura es Ernesto Martínez.

El hombre señaló que "es un lugar abierto, la contaminación se va a extender y los afectados son los que viven en las colonias cercanas o circulan por la zona", acotó.

Aseguró que es la comuna la que debería de dar el ejemplo prohibiendo esa práctica en el lugar, antes de que el basurero crezca y las mismas autoridades no puedan controlarlo.

Para mientras

Miguel Ángel Jaime, alcalde usuluteco, aseguró que el abrir la parte frontal al mercado como botadero, lo decidieron porque el antiguo basurero, ubicado una cuadra al sur del mercado regional de Usulután, estaba en una propiedad privada y los dueños pidieron clausurarlo.

"Por años el botadero estaba en una zona privada y los dueños se quejaron y en esa situación , fue que no tuvimos más alternativa que llevarlo a una propiedad de la alcaldía", mencionó el funcionario.

Eso, pese a que en el país los botaderos a cielo abierto fueron clausurados por el Ministerio de Medio Ambiente.

Aceptó que habilitar frente al edificio de mercado para depositar desechos no fue la mejor opción, pero asegura era la única alternativa.

Espera que ese botadero no esté abierto por más de un mes, es decir, es una medida temporal

"Estamos buscando algunas opciones para dejar como recibidero permanente algún lugar, pero para eso debe estudiarse junto a las autoridades de Salud y Medio Ambiente", dijo Jaime.

Reiteró que el camión recolector que cubre el nuevo recibidero pasa a diario y que sólo los fines de semana es que el promontorio de basura puede ser mayor porque los recolectores no trabajan.

A una cuadra de donde está el basurero, se ubica un contenedor, pero no es usado por los ciudadanos, quienes prefieren lanzar la basura frente al edificio que debería ser una central de abastos.

Residentes como Martínez, piensan que es necesario que el Ministerio de Salud intervenga antes de que se convierta en foco de infección.

Un equipo de EDH visitó la zona el 17 de junio y corroboró que en el sitio la gente lanza todo tipo de desechos e incluso, había una cantidad innumerable de moscas. Además, el mal olor ya era insoportable.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación