Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Albergues no cumplen los requisitos básicos

Autoridades reconocen la carencia de lugares ante emergencias

Los miembros de Protección Civil están siendo capacitados sobre los parámetros para habilitar un albergue en caso de una emergencia. Foto EDH / Mauricio Guevara

Los miembros de Protección Civil están siendo capacitados sobre los parámetros para habilitar un albergue en caso de una emergencia. Foto EDH / Mauricio Guevara

Los miembros de Protección Civil están siendo capacitados sobre los parámetros para habilitar un albergue en caso de una emergencia. Foto EDH / Mauricio Guevara

SANTA ANA. Unas 30 mil personas que residen en zonas de alto riesgo en el departamento, según el censo de Protección Civil hasta el año 2012, están conscientes de que, actualmente no hay espacios físicos adecuados ante una emergencia.

Las autoridades lo saben. "Hasta este momento, podemos decir que no contamos con el número de albergues que reúnan las condiciones mínimas para considerarse como albergues. A nivel nacional son muy pocos los lugares", reconoció el jefe regional de Protección Civil para la zona occidental, Ronald Alemán.

Estos sitios normalmente son escuelas, iglesias y casas comunales.

La apuesta de las autoridades es dejar de utilizar las primeras como albergues, lo que implicaría reducir las opciones al momento de una emergencia.

En el municipio de Santa Ana, son muchas familias que frecuentemente tienen que ser evacuadas de sus viviendas a causa de inundaciones.

Entre estas colonias se encuentran Amayito I, II y III; así como las colonias Libertad, Montreal, El Ranchador, Monseñor Romero, entre otras.

Nuevos planes

Ante esta carencia, desde ya las instituciones que forman parte de la Dirección General de Protección Civil se encuentran preparándose, de cara a futuros fenómenos naturales.

Para ello, 26 personas de instituciones como el Ministerio de Salud (Minsal), Ministerio de Gobernación y Dirección General de Protección Civil de la zona occidental, participaron en un taller de divulgación de la guía práctica para la planificación, montaje y coordinación de albergues temporales en nuestro país.

El documento ha sido elaborado por la Comisión Técnica Sectorial de Albergues, del Ministerio de Gobernación y tiene como objetivo principal establecer parámetros que permitan habilitar un albergue al momento de un fenómeno natural.

Según representantes de la comisión, este documento se viene elaborando desde hace tres años y finalmente ya ha sido aprobado por los titulares del Ministerio de Gobernación y la Secretaría de Vulnerabilidad.

"La guía trae un plus, que es un enfoque en derechos humanos, en la cual hay que irlos visualizando en un albergue", manifestó uno de los técnicos de albergues, Alberto Lizama.

En base a los aspectos establecidos en esta guía, las opciones de sitios para albergues se reducen aún más; pues, contemplan aspectos relacionados a leyes como la Ley de Protección de la Niñez y Adolescencia (Lepina), y la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia.

La guía establece que las instalaciones del albergue temporal deben contar con espacios que permitan la adecuación de áreas de administración, para dormir, servicios de saneamiento (baños, letrinas y lavaderos), cocina y preparación de alimentos, bodega, establecer un puesto de salud, áreas recreativas y para la permanencia y el cuido de los animales de granja o mascotas.

Durante la jornada, los participantes conocieron los lineamientos y aplicación de la guía, condiciones óptimas para habilitar albergues temporales, preparación previa a la instalación de los albergues, fases para el funcionamiento de albergues temporales y su organización.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación