Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ahuachapán celebrará a copatrona de la ciudad

La fiesta en honor a la Santísima Virgen de la Asunción es celebrada por los ahuachapanecos cada 15 de agosto.

La Virgen de la Asunción es visitada por fieles de todo el país. Foto EDH / Roberto Díaz Zambrano

La Virgen de la Asunción es visitada por fieles de todo el país. Foto EDH / Roberto Díaz Zambrano

La Virgen de la Asunción es visitada por fieles de todo el país. Foto EDH / Roberto Díaz Zambrano

AHUACHAPÁN. La copatrona de los ahuachapanecos, la Virgen de la Asunción, estará de manteles largos el próximo 15 de agosto.

En esa fecha se conmemora que la Madre de Jesús fue llevada al cielo, en cuerpo y alma. Es por ello que los fieles católicos ya iniciaron con los preparativos previos a la gran celebración.

Autoridades religiosas y fieles católicos de la ciudad esperan la visita de peregrinaciones de jóvenes y diferentes movimientos de iglesias y hasta de Guatemala, que llegan al templo que lleva el nombre de la Virgen, para agradecer la intercesión de la Madre de Jesús.

El 15 de agosto, las actividades comenzarán a las 4:00 de la mañana con una alegre alborada, quema de pólvora y reparto de atol shuco.

A las 6:00 de la mañana habrán misa de acción de gracias; y a las 10:00 a.m. habrá actividades infantiles para los más pequeños del hogar.

La procesión solemne será a las 4:00 de la tarde. Se pretende que la imagen de la copatrona de la ciudad recorra las principales calles de la ciudad acompañada de fieles los católicos.

Una hora después, a las 5:00 p.m., se llevará a cabo la santa misa, concelebrada por el párroco presbítero Carlos Álvarez, quien estará acompañado por los sacerdotes de la congregación Misioneros Josefinos.

Dos horas más tarde, en el parque La Concordia se llevará a cabo un concierto musical por ministerios católicos y la banda musical del Destacamento Militar Número Siete (DM-7).

Mientras que a la quema de pólvora, que anuncia el cierre de la celebración, será a las 8 de la noche.

"Yo le tengo una gran devoción a la Virgen María, la madre de Dios, ya que nosotros los católicos tenemos mucha fe de que la intercesión que le pedimos a ella en nuestras tribulaciones y problemas nunca cae en saco roto", manifestó Juana María Salinas, del movimiento de la Legión de María.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación