Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Adultos mayores serán beneficiados con asilo

b En el lugar se atenderán personas que viven en las calles

Actualmente las condiciones del dormitorio público no son las más adecuadas para los adultos mayores. Foto EDH / Milton jaco

Actualmente las condiciones del dormitorio público no son las más adecuadas para los adultos mayores. Foto EDH / Milton jaco

Actualmente las condiciones del dormitorio público no son las más adecuadas para los adultos mayores. Foto EDH / Milton jaco

SANTA ANA. Uno de los fenómenos que se ha desarrollado con mucha rapidez durante los últimos años ha sido el incremento de indigentes de la tercera edad que deambulan por las calles sin tener un lugar donde vivir.

Pese a que en la ciudad existen por lo menos dos dormitorios públicos donde estas personas pueden pasar la noche, estos actualmente no reúnen las condiciones necesarias como para alojar a este tipo de personas.

Los asilos y la misma sociedad parecen rechazar las condiciones deplorables en las que viven estas personas que, en la mayoría de los casos, han sido abandonados por sus propios familiares.

Ante dicha situación, la alcaldía municipal de Santa Ana, respaldada por dos fundaciones internacionales de salvadoreños radicados en el extranjero, evalúan la posibilidad de convertir el actual dormitorio público de Apanchacal en el primer asilo municipal para personas de la tercera edad que viven en extrema pobreza.

El presidente de la Fundación Bernardina con sede en Los Ángeles California, Amadeo Hernández, asegura estar 100 por ciento comprometido con el resguardo de los adultos mayores en la ciudad de Santa Ana, de donde es originario.

"Nosotros queremos brindarle a estas personas mejores condiciones de vida ya que a su edad, necesitan mayor atención y cuidados especiales por sus enfermedades y su delicadeza. La Fundación Bernardina, ha venido trabajando desde 2007 por resguardar la integridad de los adultos mayores en la ciudad de Santa Ana", dijo el presidente.

Hernández califica como crítica la situación que viven actualmente los adultos mayores dentro y fuera de los llamados dormitorios públicos. Por esa razón, la Fundación Bernardina, ha solicitado a la municipalidad, dar en comodato el terreno donde actualmente está situado el dormitorio de Apanchacal, para luego convertirlo en el tan anhelado asilo.

"Hemos hecho ya varias actividades en este lugar (Apanchacal), todo con la intención de traer a estas personas un poco de paz y diversión. De igual forma, hemos intentado beneficiar a los ancianitos por medio de donaciones de colchones y láminas, pero ahora, queremos hacer un cambio significativo, queremos que el lugar se convierta en un asilo", manifestó Hernández.

Además de modificar por completo las instalaciones del dormitorio público, la fundación pretende mejorar la atención integral que reciben los ancianos.

Más ayuda

Otra de las instituciones que está trabajando por el bienestar de los adultos mayores en la ciudad es la Fundación Ilobasco, quienes desean reconocer el valor de los ancianos que por alguna razón, no tienen un lugar fijo donde permanecer.

La gerente de proyectos de la Fundación Ilobasco, Eliza Cotto, manifiesta que "es importante reconocer todo lo que estas personas han hecho en su vida. Dejando a un lado el hecho de que hayan hecho las cosas bien o mal, nosotros queremos darles un reconocimiento y lo hacemos a través de nuestras donaciones y obras de caridad".

Cotto detalla que las pláticas con las autoridades municipales ya se encuentran bastantes avanzadas; y que es casi un hecho que el dormitorio público pasaría a convertirse en un asilo municipal en los próximos años.

Por su parte, el alcalde municipal de Santa Ana, Joaquín Alfredo Peñate, expresó hace algunas semanas atrás que el proyecto de la remodelación del dormitorio público de Apanchacal es una de las obras más esperadas por toda la ciudadanía, ya que el gran número de personas que viven o duermen en la vía pública, es un punto en contra del proceso del cambio de imagen de la ciudad.

La sociedad santaneca aprueba la iniciativa de ambas instituciones y catalogan la obra como positiva para la ciudad.

Se espera que el nuevo lugar pueda albergar a unas 100 personas como mínimo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación