Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Científicos aseguran que una copa de champán es tan saludable como un buen paseo

Sólo ten en cuenta: estamos en contra del hecho de que tú realmente reemplaces un paseo por el champán. Mejor así: primero un paseo y después champán para multiplicar sus beneficios. O viceversa.

ctv-h9v-champagne

Por Genial.guru

Que una o dos copas de vino tinto sean buenas para la salud (e incluso sustituyan sesiones de hasta una hora en el gimnasio), lo tenemos claro. Ahora, científicos llevaron a cabo un estudio de las propiedades del champán y afirman que también su consumo puede resultar bastante saludable. Por supuesto, si lo bebes con moderación.

El efecto positivo del champán en el cuerpo es comparable a un paseo al aire libre: mejora la circulación sanguínea, normaliza la tensión arterial y reduce el colesterol.

Champán reduce el riesgo de accidentes cerebrovasculares:

Un equipo de científicos de la Universidad de Reading (Reino Unido) descubrieron que un par de copas de champán provoca un efecto beneficioso sobre las paredes de los vasos sanguíneos y, por lo tanto, reduce el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular y posibles enfermedades cardiovasculares.

Resulta que el champán, igual que el vino tinto, contiene una buena cantidad de polifenoles que le otorgan propiedades saludables. La fuente principal de polifenoles responde a uvas rojas y aquellas de color oscuro. El champán se consigue, justamente, a partir de cepas oscuras de uvas, la Pinot Noir y Pinot Meunier, con una adición de Chardonnay, de variedad blanca. El champán acaba siendo blanco porque se obtiene debido a que al zumo de variedades oscuras de uva no le permiten entrar en contacto con la piel de las uvas, que es lo que otorga color al vino.

                   Te puede interesar: Los tragos con mayor estilo en El Salvador

"El vino blanco normal, como se sabe, no contiene polifenoles. Pero en el champán, que se elabora a partir del zumo de uvas blancas y oscuras, abundan", asegura el Doctor Jeremy Spencer, jefe del grupo de investigación.

Como lo demuestran los estudios, los polifenoles que contiene el champán detienen en la sangre las moléculas de óxido nítrico. Por tanto, mejoran la circulación sanguínea, mantienen el tono de los vasos sanguíneos, los aumenta, e incrementan y mejoran el flujo sanguíneo. Así, una copa de champán es capaz de normalizar la tensión arterial.

Normaliza la tensión arterial

Como lo demuestran los estudios, los polifenoles que contiene el champán detienen en la sangre las moléculas de óxido nítrico. Por tanto, mejoran la circulación sanguínea, mantienen el tono de los vasos sanguíneos, los aumenta, e incrementan y mejoran el flujo sanguíneo. Así, una copa de champán es capaz de normalizar la tensión arterial.

Reduce el riesgo de un accidente cerebrovascular

Los científicos dirigidos por Jeremy Spencer también se dedicaron especialmente al estudio de cómo los polifenoles del champán afectan a las células del cerebro. Descubrieron que poseen un potente efecto neuroprotector, es decir, mejoran los procesos metabólicos en el cerebro y previenen el daño neuronal, aumentando la resistencia a la apoplejía.

                        Puedes leer: 10 refrescos típicos que deleitan a los salvadoreños

Ayuda a oxigenar las células

El champán, y más precisamente, los polifenoles que contiene, mejoran la circulación sanguínea y, por lo tanto, gracias a esto, sus nutrientes, incluyendo el oxígeno, llegan a las células del cuerpo mucho más rápido. El oxígeno activa el funcionamiento del cerebro, por lo que tienen un efecto positivo en la actividad mental y sus resultados. Una vez más, recordamos el consumo moderado porque una botella de champán no sumará a la mente todos los días (aunque la vida puede llegar a ser, a veces, más divertida).

Mejora la digestión

Los polifenoles que abundan en el champán juegan el papel de los prebióticos en el sistema digestivo. Son capaces de detener el crecimiento y el desarrollo de la microflora patógena en el intestino, mientras que no afectan las bifidobacterias y lactobacilos beneficiosos para la salud.

Impide el depósito de colesterol

El champán, el vino tinto y algunos otros productos de color oscuro, gracias a los polifenoles, impiden que el colesterol se deposite en las paredes de los vasos sanguíneos. Además, protegen contra la ateroesclerosis, la diabetes y la enfermedad de Alzheimer, según afirman los científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, que lleva más de un año estudiando a fondo este tema. 


Ralentiza el envejecimiento

Las potentes propiedades antioxidantes de los polifenoles del vino tinto y el champán protegen las células contra el envejecimiento prematuro causado por los efectos dañinos de los radicales libres.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación