CHAT
FOROS
CORREO
LA GUIA
CLASIFICADOS
EMPLEOS
TURISMO
ESPECIALES
EDICION MOVIL
ESCRIBANOS
CONOZCANOS
 
 

MUNDO DEL ARTE

Hugo Lindo:
Un hombre de mucho respeto

Uno de los mejores escritores de El salvador y reconocido por su agudeza mental y gusto por el arte

La unión
Mauricio Vallejo
Diario de Oriente
diariodeoriente@elsalvador.com

Hugo Lindo es una de las bases fundamentales de la literatura salvadoreña. Un escritor elegante y cultísimo, descendiente de judíos sefarditas que nació, y se desarrolló, en El Salvador y por eso es recordado con mucho cariño.

Según cuenta su hijo, Ricardo, su bisabuelo Alfredo Jesurum firmaba “Alfredo J. Lindo” y por esa razón asentó a sus hijos con el apellido Lindo y no Jesurum.

Alfredo llegó al país procedente de la Isla Curacao después de un largo viaje desde Holanda, donde estaban asentadas la mayoría de comunidades sefarditas después de su expulsión por los reyes católicos en 1492.

Los descendientes de Hugo están my orgullosos de ese origen judío, quizá tanto como su padre. Según su esposa Carmen Fuentes de Lindo, él, en especial, le daba mucha importancia a esas cosas, sobre todo a la literatura bíblica y a la cultura de los judíos.

Lea además

 

La guardiana del recuerdo
Carmen Fuentes de Lindo continúa, día a día, recorriendo los pasillos del hogar que compartió junto su esposo, Hugo Lindo.

Ricardo Lindo es uno de los hijos que se han interesado mucho en todo lo relacionado con los temas judíos.

Hugo dedicaba mucho tiempo a sus escritos, a veces no dormía hasta que dejaba avanzado alguno de sus libros. Era común que el poeta pasara muchas horas en su escritorio o en la mesa del comedor, siempre rodeado de papeles.

El escritor observa la ciudad de Madrid desde una de las ventanas de su casa.

Cuando tenía tiempo libre le gustaba disfrutarlo con sus amigos intelectuales discutiendo temas de interés literario.

El embajador


Hugo Lindo también se dedicó a mucho otros oficios además de la escritura, uno de los que más tiempo desarrolló fue la de embajador representativo por El Salvador en distintos países.

Una de las calles que más se acostumbró a verlo era la de Santiago en Chile. Casi todas fueron recorridas por Hugo Lindo, un hombre expresivo que gustaba de la compañía de muchas personas y sobre todo de las reuniones sociales.

Él era muy gracioso, le fascinaba contar chistes y era muy creativo para esos momentos, según comenta su esposa.

En Chile le tenían mucho cariño, durante su juventud estudió allí y fundó muchas amistades, que después le ayudaron en su trabajo como embajador, porque estaba colocados en muy buenos puestos: algunos eran ministros, otros estaban involucrados en puestos importantes dentro del gobierno y más de alguno era pudiente.

El estudio de hugo lindo se conserva casi igual a como lo dejó su dueño, sólo ha tenido mínimos cambios.

En cada uno de estos países desarrolló muchas amistades, sobre todo en los círculos de intelectuales y artistas con los que realizaba numerosas tertulias. Más de una vez, su hijo Ricardo, se sentaba en las gradas a escuchar los temas que esos adultos hablaban, a veces se quedaba dormido allí oyendo a su padre intercambiando ideas sobre muchas cosas.

Los temas de conversación del poeta unionense: Sobre la literatura griega, sobre política mundial o sobre un buen vino.

España

Hugo fue embajador en España por algunos años, donde realizó un importante trabajo como diplomático.

Después regresó a El Salvador en 1976 hasta 1985, cuando murió.
Hugo Lindo junto a Carmen Fuentes de Lindo tuvieron siete hijos. Sólo dos de ellos se dedicaron a las letras: Ricardo Lindo y Héctor Lindo Fuentes. El primero es poeta y narrador; el segundo es historiador.

Como una muestra de respeto y admiración, el centro judicial de La Unión tiene el nombre del escritor, así como la biblioteca de la Casa de la Cultura, como una pequeña muestra de agradecimiento a un hombre de mucho respeto.

¿No es esto?
Este es un fragmento del poema ¿No es esto? y habla de una repetida negativa a las expresiones de la vida como una búsqueda existencial del ser como un reconocimiento de lo que existe en el entorno.
No es esto lo que quiero decir.
Ni ésta otra cosa.
Y cada vez que pienso una palabra digo es esto, no.
Cubre una red sonora un extenso vacío.
Quiero cantarlo todo desde el centro de su más pura realidad, desde el milagro que vibra en tierra y vuelva el sentido y aire y fuego y agua, desde la elemental y dormida sustancia de la arena hasta el metal dorado que hace brotar las lámparas del día.
No es esto, no.
Todavía no es esto.
Mejor borremos una a una, todas las palabras escritas.
No. Todas, no.

Canto xxi
Este es un fragmento del poema Canto XXI en el que Hugo Lindo, se refiere al cambio que se crea en el mundo cuando avanza el tiempo. Todo el dolor te navegaba por la sangre. Un río largo descendía por la historia hasta llegar a tu lugar preciso. La sombra iba nadando sobre el río. El aire le pasaba la mano suavemente. Y los sauces lloraban siglo a siglo sus hojas, su rocío, su ternura, para amparar la soledad del hombre. Pero era menester que te agobiara la carga de los días. Que la noche se te echara en el alma y te mordiera. Que la razón del mundo y su pregunta se te enroscaran en la voz. Que el vino fuera vinagre ya en las comisuras. Y era indispensable el fuego de los ojos la sal atroz, madrina de su brillo. Y la espina del paso. Y la aterida mordida del invierno en la piel tensa. Sin eso no serías el hallazgo, la flor abierta al ámbito del día, la mano recia ni la mano dulce. Sin eso, simplemente, te hallarías mineral, vegetal, seco, vacío.



Biografía de Hugo Lindo
Para conocer un poco de la vida de este gran hombre y orgullo de las letras salvadoreñas.
Nombre: Hugo Lindo
Nació: 13 de octubre de 1917
Murió: 9 de septiembre de 1985
Originario de: La Unión
Profesión: Escritor y abogado
- Es uno de los escritores salvadoreños más reconocidos en el mundo.
- Se desempeñó por mucho tiempo como diplomático, fue embajador en muchos países y uno de los que más trabajó fue en la embajada de El Salvador
en Chile.
- Se destacó como novelista, cuentista y poeta, entre sus obras literarias destacan: Aquí se cuentan cuentos, Espejos Paralelos, maneras de Llover, Guaro y Champaña.
- Se destacó como abogado por muchos años.

< REGRESAR AL INICIO

Click

  HACIA ARRIBA


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal