< Inicio del sitio

CHAT
FOROS
CORREO
LA GUIA
CLASIFICADOS
EMPLEOS
TURISMO
ESPECIALES
EDICION MOVIL
ESCRIBANOS
CONOZCANOS
 
 


Ataco tiene iglesia-santuario

La fe de la gente de Concepción de Ataco hizo posible el milagro de que su iglesia fuera declarada santuario

huachapán
Larissa Velásquez
Diario de Occidente
diariodeoriente@elsalvador.com

¿Cómo una iglesia logra la categoría de santuario? La respuesta está en Concepción de Ataco, Ahuachapán.

El ser un pueblo unido por la fe y las tradiciones espirituales, alrededor de la figura de la Inmaculada Concepción de María y de su párroco Rafael Fernández, les agenció el título de la Santa Sede que fue oficializado el 5 de enero pasado.

Esta ciudad, privilegiada por su fresco clima y situación geográfica, hoy también lo es por su nuevo santuario, la iglesia de la Inmaculada Concepción de María.

“Es una compensación por la fe, el sacrificio y la ardua labor con la cual trabajó cada uno de los miembros de la comunidad con la parroquia, para poder levantar de las ruinas una destrozada iglesia, que tuvo que ser demolida en su totalidad a causa de los terremotos del año 2001”, dijo el párroco Rafael Fernández.

El religioso, gracias a la fe puesta en Dios y la ayuda de los feligreses, la pieza primordial tanto en lo económico como en lo laboral, concretó la reconstrucción del templo. También hubo gestiones ante diferentes entidades particulares y la ayuda de la Provincia Franciscana de la Inmaculada Concepción de Nueva York, en los Estados Unidos, y de los frailes franciscanos que colaboraron para que esto fuera una realidad.

El interior del templo muestra los trabajos de reconstrucción.
Fotos diario de occidente

Fernández explica que para llegar a ser considerada una iglesia santuario debe existir mucha fe y la realización de milagros. Al ser interrogado sobre cuántos han sucedido en Concepción de Ataco, el sacerdote dice que las personas no los dan a conocer públicamente, pero que sí hay muchas misas, especialmente la de las 6:00 de la tarde, donde los feligreses dan gracias por los favores recibidos.
“Todas las semanas hay personas que pagan misas por favores recibidos”, afirma el religioso, en alusión a que sí pueden haber milagros.

La católica María Dolores Quinteros, de 60 años, participó mucho en la procesión con la Virgen que se hizo antes de la inauguración del nuevo santuario, “gracias a ella me he recuperado de mi enfermedad del corazón, hoy estoy mejor”, asegura.

Mientras Marta Reyes Mendoza, de la Guardia del Santísimo y del grupo de Cursillo de Cristiandad, sostiene que Ataco es muy unido y cree en la Virgen. “Yo vivo aquí desde hace 30 años, y en este lugar son muy tradicionales. Yo estoy muy agradecida con Dios y con el trabajo del padre”, señala la mujer.

Por hoy ella y su comunidad llenaron los requisitos de la Iglesia Católica para tener su santuario: antigüedad, devoción, peregrinación, entre otros detalles religiosos espirituales. Esto no es cuestión de papeles ni trámites, sino de fe.

 

< REGRESAR AL INICIO

Click

  HACIA ARRIBA


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal